Archivo de Público
Sábado, 4 de Junio de 2011

UDC cree que la baja de Carod muestra que ERC está desorientada y no sabe dónde va

EFE ·04/06/2011 - 10:50h

EFE - Fotografía de archivo (Barcelona, 04/11/2009) del ex presidente de Esquerra Republicana de Cataluña entre los años 1996 y 2008, Josep Lluís Carod -Rovira, quien se ha dado de baja a través de una carta en la indica que toma ahora la decisión para no interferir el proceso congresual de esta formación.

El secretario general de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Maria Pelegrí, ha afirmado hoy que la decisión de Josep Lluis Carod Rovira de darse de baja de Esquerra Republicana de Catalunya "demuestra que ERC está desorientada, no sabe dónde va y no tiene interlocutor".

En declaraciones a los periodistas durante un acto del partido en Tortosa (Tarragona), Pelegrí ha expresado su "más profundo respeto por la decisión personal de Carod-Rovira", de quien ha dicho "nadie duda de su valía y de la aportación política que ha hecho a Cataluña desde su perspectiva y desde su formación", ha informado Unió.

No obstante, Josep Maria Pelegrí ha indicado que, con la decisión de darse de baja de Esquerra, el ex dirigente republicano "demuestra una absoluta discrepancia y su distancia con los planteamientos que hoy tiene la dirección de ERC", en unos momentos en los que "es muy necesario que haya partidos fuertes y un liderazgo en el país", como "CiU está haciendo".

En el III Aplec de les Terres del Ebre, acto con el que han empezado las actividades del 80 aniversario de Unió, Pelegrí ha remarcado asimismo la importancia de que haya partidos fuertes en la política catalana y ha añadido que "estamos preocupados porque otros partidos hayan perdido el rumbo".

El secretario general de Unió ha hecho un llamamiento para que, desde el 12 de junio, una vez constituidos los equipos de gobierno en los ayuntamientos, "comencemos a trabajar para que CiU obtenga un buen resultado en las elecciones generales, al Congreso de los Diputados y al Senado".

"Esta victoria será importante para CiU, pero mucho más importante para Cataluña", ha señalado Pelegrí, porque "las amenazas que puede haber si no tenemos un buen resultado que haga imposible que nadie tenga en Madrid la mayoría absoluta son evidentes y muy trascendentes".