Archivo de Público
Viernes, 3 de Junio de 2011

ACTUALIZA 1-Muere Jack Kevorkian, defensor del suicidio asistido

Reuters ·03/06/2011 - 18:31h

(Actualiza con detalles carrera, cita, cambia firma autor)

Por Mike Miller

El defensor del suicidio asistido Jack Kevorkian, conocido como el "Doctor Muerte" por ayudar a más de 100 personas a poner fin a sus vidas, murió el viernes a los 83 años, dijo su abogado.

Kevorkian falleció en el hospital Beaumont de Royal Oak, en el estado de Michigan, donde estaba internado desde hacía unas dos semanas con problemas de riñón y corazón, dijo Mayer Morganroth, su abogado y amigo.

Detroit Free Press informó que Kevorkian, a quien se le había diagnosticado cáncer de hígado anteriormente, murió por un coágulo de sangre que obstruyó su corazón.

Kevorkian, un patólogo, se centró en la muerte y los moribundos mucho antes de iniciar un controvertido debate nacional sobre el suicidio asistido mientras recorría Michigan a bordo de una destartalada furgoneta Volkswagen donde llevaba una máquina para ayudar a las personas enfermas a poner fin a sus vidas.

Algunos lo veían como un héroe que permitía a los enfermos terminales morir con dignidad, mientras que sus críticos más duros lo definían como un asesino a sangre fría que asaltaba a aquellos que sufrían dolor crónico y depresión. La mayoría de sus clientes eran mujeres de mediana edad.

Kevorkian lanzó su campaña de suicidio asistido en 1990, cuando permitió que un paciente con Alzheimer se quitara la vida utilizando la máquina que él había diseñado y que permitía inyectarse una droga letal. Fue acusado por homicidio en primer grado en el caso, pero los cargos se desestimaron más tarde.

Apasionado e inquebrantable en su causa, Kevorkian se destacó por desafiar a abogados, fiscales y jueces al acelerar su campaña durante la década de 1990 utilizando varios métodos como el gas de monóxido de carbono.

A menudo, Kevorkian dejaba los cuerpos en los hospitales entrada la noche o en habitaciones de hotel donde asistía los suicidios.

Venció a los fiscales de Michigan en cuatro ocasiones antes de que lo condenaran por homicidio en segundo grado en 1999 luego de que CBS News difundiera un video suyo administrando sustancias letales a un hombre de 52 años que sufría una degenerativa esclerosis lateral amiotrófica, o enfermedad Lou Gehrig.

Kevorkian estuvo preso ocho años. Como condición para su libertad condicional en el 2007, prometió no asistir más suicidios.

En una entrevista con Reuters Televisión en junio del 2010, el activista por el derecho a morir dijo que temía a la muerte tanto como cualquier persona y dijo que el mundo tenía una actitud hipócrita hacia la eutanasia voluntaria, o suicidio asistido.

"Si podemos ayudar a las personas a venir al mundo, ¿por qué no podemos ayudarlas a dejar el mundo?", dijo.

El suicidio asistido por doctores se convirtió en ley en Oregon en 1997 y en el estado de Washington en el 2009. Finalmente la práctica de médicos que dan recetas para ayudar a los pacientes terminales a suicidarse fue aceptada legalmente por la Corte Suprema de Estados Unidos.

Kevorkian recibió el apodo de "Doctor Muerte" de sus compañeros durante su residencia médica en la década de 1950, cuando pidió trabajar en el turno de la noche en el Hospital de Detroit para poder estar de servicio cuando morían más personas.