Archivo de Público
Jueves, 2 de Junio de 2011

La Vitrina de Bob Pop

·02/06/2011 - 07:31h

AFP - Sarah Palin hizo ayer una parada en su turné norteamericana para hacer noche en Nueva York, donde no se crean que aprovechó para visitar la magnífica exposición en homenaje a Alexander McQueen en el Metropolitan, no; Sarah optó por ir a recoger a Donald Trump a una de sus torres homónimas de Manhattan para posar juntos en la puerta frente a la prensa antes de subirse a la limusina que les estaba esperando para llevarles a cenar juntos y hablar de sus cosas de ultras republicanos. Donald como el candidato que pudo haber sido y no será y Sarah como la candidata que todavía podría postularse una vez se decida a lanzar su candidatura a las primarias republicanas (valga la redundancia) que muchos –demasiados– esperan escuchar al final de su viaje en autobús por los EEUU. Por suerte, el contenido de la charla durante la cena no ha trascendido.


Los preservativos Durex han decidido lanzar una campaña publicitaria en Alemania a cuenta del brote de E.coli y solo se les ha ocurrido ponerle uno de sus condones a un pepino. Probablemente, uno de los anuncios más estúpidos e ineficaces de los últimos tiempos. Afortunadamente, los pepinos no lucen la bandera española...


La actriz, última musa de Chanel y presunta nueva novia de Leonardo DiCaprio emitió ayer un comunicado para negar que se hubiese despelotado y retratado con su iPhone para luego publicarlo online, tal y como habían asegurado numerosos sitios web especializados en el chisme. Les aseguro que, tras una minuciosa observación de las imágenes y tras cotejarlas con fotografías oficiales de la actriz y modelo, o la muchacha tiene una doppelgänger o nos está contando una gran mentira.


AFP - Dentro de algunos años, la gran Grace tendrá que rendir cuentas y explicar qué hizo con el dinero que le pagaron para que actuase como estrella invitada en la ceremonia de apertura de la última junta de la FIFA, donde las acusaciones de corrupción volaban más que el vaporoso modelazo de la Jones. Igual que tantos artistas se vieron obligados a disculparse por haber ganado millonadas por cantar en las fiestas de los Gadafi, en breve Grace hará lo propio por haber cobrado de la FIFA.