Archivo de Público
Miércoles, 1 de Junio de 2011

ENTREVISTA-Brote alemán E.coli debería empezar a mermar: experto

Reuters ·01/06/2011 - 20:33h

Por Kate Kelland

El brote de E. coli que afecta a Europa es de una escala nunca vista antes, pero las tasas de infección deberían comenzar a mermar si los alemanes siguen el consejo de evitar los vegetales crudos, señaló el miércoles un importante científicos de la Unión Europea (UE).

Denis Coulombier, jefe de control y respuesta del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), entidad que monitorea los problemas de salud de la región, dijo que los expertos sanitarios están impactados por la cantidad de casos, lo que indica una "contaminación enorme", probablemente de vegetales, en algún punto de la cadena alimentaria.

Esa contaminación podría haber sucedido "en cualquier lugar entre la granja y el tenedor" de los consumidores, señaló Coulombier, y ahora corresponde a las autoridades de seguridad alimentaria en Alemania detectar dónde se produjo, lo antes posible.

"Es ciertamente algo que no hemos visto antes en la UE y probablemente en el mundo. Un brote tan amplio como éste (...) con tantos casos severos nunca se ha registrado en el pasado", dijo Coulombier en una entrevista telefónica desde las oficinas del ECDC en Estocolmo.

Los funcionarios alemanes informaron el miércoles un drástico aumento en la cantidad de infectados por este brote de E. coli, que ya provocó la muerte de 16 personas.

El brote, que comenzó en mayo y se focalizó fundamentalmente en la ciudad alemana de Hamburgo, enfermó a más de 1.500 personas en ocho países europeos, y provocó un enfrentamiento entre Alemania y España por el origen de la contaminación.

Coulombier, médico y especialista en enfermedades tropicales y salud pública, señaló que existen tres tipos de alimentos que, si se contaminan, podrían causar un brote de E. coli como el actual: la carne, la leche y los vegetales.

Actualmente no hay indicios de que leche o carne sean responsables, añadió, pero estudios realizados hasta ahora muestran una fuerte relación entre los síntomas de la enfermedad y el consumo de vegetales frescos.

El ECDC identificó los casos más severos como Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), una grave complicación de un tipo de E. coli llamada productora de la toxina Shiga, o STEC, que afecta a la sangre y los riñones.

Coulombier indicó que el tamaño y la severidad del brote sugieren la contaminación de una cantidad muy grande de vegetales.

"Tener un número tan elevado de casos severos implica que probablemente haya una enorme contaminación en algún punto", señaló el experto.

"Esto podría haber sido en cualquier lugar entre la granja y el tenedor -en el transporte, el embalaje, la limpieza, los mayoristas o los comercios minoristas-, en cualquier punto de esa cadena alimentaria", agregó.

Las autoridades alemanas aconsejaron a las personas evitar consumir vegetales frescos crudos y ensaladas, incluidos pepinos, lechuga y tomates. Coulombier dijo que los próximos días serán cruciales para ver si esa recomendación tiene efecto.

"La duración de la incubación y el tiempo que tarda la enfermedad en desarrollar una forma severa sugiere que los casos registrados en los últimos días probablemente fueron por infecciones previas a los anuncios de salud pública", dijo el experto.

"Por lo tanto, esas medidas deberían mostrar su efectividad de aquí a los próximos días", añadió.

Para intentar limitar la cantidad de muertes, es vital que los casos graves se detecten lo antes posible, explicó Coulombier.

Mientras que los dolores estomacales, los vómitos y la diarrea son síntomas comunes de la infección con E. coli, la diarrea sangrante es uno de los síntomas principales de los casos más severos de STEC, que terminaría en un SUH.

El SUH afecta la sangre, los riñones y, en los casos más graves, el sistema nervioso central.