Miércoles, 16 de Enero de 2008

El PSOE antepone los servicios sociales a la rebaja de impuestos

Algunos dirigentes no descartan un compromiso mayor sobre el aborto durante la campaña

G. LÓPEZ ALBA ·16/01/2008 - 22:15h

El PSOE antepondrá la puesta en marcha de nuevos servicios sociales a cualquier rebaja de impuestos, que podría hacerlos inviables en una situación de menor crecimiento económico.

Así lo ratificó ayer su Ejecutiva, reunida bajo la dirección de José Luis Rodríguez Zapatero y ante la que el coordinador del programa electoral, Jesús Caldera, presentó el último borrador. El ministro defendió que "hay muchas políticas que tienen que ser financiadas con impuestos", como la red de escuelas infantiles o la atención a los dependientes.

"No vamos a entrar en ninguna subasta", aseguró refiriéndose a las propuestas fiscales del PP. Se garantizará, eso sí, que no crecerá la presión fiscal, ni siquiera por efecto indirecto de la inflación y, "si hay margen", se estudiarán reformas del IRPF dirigidas a las rentas del trabajo y los pensionistas.

Para asegurar su viabilidad, el programa se acompañará, a modo de anexo, de una memoria económica, en la que se recogerá no sólo el coste de cada medida sino también su "retorno económico" -el que se espera, en creación de empleo y cotizaciones, de la red de escuelas infantiles o de la Ley de Dependencia-.

Los tres ejes de la oferta

Ante lo "farragoso" del documento, con un índice de 48 epígrafes y capítulos, se concluyó que es necesario someterlo a una reordenación para que se perciban con claridad las prioridades de la oferta socialista.

Las reiteró Zapatero: 1. Bienestar social y pleno empleo -un objetivo primordial que ni siquiera aparecía reflejado en el índice-. 2. Modernización e innovación. 3. Convivencia y -si se atiende a la sugerencia de Elena Valenciano- Libertad.

Zapatero se guarda anuncios

El programa definitivo será aprobado los días 26 y 27 en una Conferencia Política, pero, incluso después, Zapatero se reserva el anuncio de medidas de impacto que no figurarán en el programa.

Atendiendo a este margen de autonomía del candidato presidencial, algunos dirigentes del PSOE consultados por Público no descartan que, en función de cómo evolucione la polémica sobre el aborto, asuma un compromiso más amplio y concreto del que figura en el programa sobre la posible reforma de la ley sobre interrupción voluntaria del embarazo.

La secretaria de Igualdad, Isabel Montaño, que provocó el debate en la Ejecutiva hace algunas semanas, expresó ayer su conformidad con la redacción que se incluye en el programa y que deja abierta la puerta a una nueva ley, tras una "reflexión profunda".