Miércoles, 16 de Enero de 2008

La Eurocámara rechaza pedir la prohibición del velo en la escuela

EFE ·16/01/2008 - 15:52h

EFE - El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso (d), y el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pottering, son fotografiados durante la rueda de prensa posterior al pleno del Parlamento Europeo celebrado hoy, miércoles 16 de enero, en en Estrasburgo, Francia.

El pleno del Parlamento Europeo enmendó hoy un informe sobre los derechos de la infancia para retirar la recomendación de prohibir el velo islámico en las escuelas primarias que figuraba en su texto original.

El informe, que no obliga jurídicamente a los países de la Unión Europea (UE) y sólo tiene valor de recomendación política, había sido aprobado en la Comisión de Libertades Civiles.

En su redacción original, incluía la petición de que los Estados miembros "prohíban el pañuelo y el 'hiyab' al menos en la escuela primaria, para establecer más sólidamente el derecho a ser niña y garantizar una verdadera libertad de elección no forzada posterior". Sin embargo, a demanda del Grupo Socialista, el pleno decidió hoy votar el artículo que contenía dicha recomendación de forma separada al resto del informe.

El artículo obtuvo 200 votos a favor, 367 en contra y 134 a favor, por lo que fue retirado del informe.

La oposición del grueso de los Grupos Socialista y Liberal fue clave para rechazar la demanda, que contaba con el respaldo mayoritario del conservador Partido Popular Europeo, aunque no hubo unanimidad sobre el sentido del voto en ningún lado del hemiciclo.

Entre los españoles, los parlamentarios del PP votaron a favor de la prohibición, los del PSOE, optaron por la abstención, mientras que Ignasi Guardans (CiU) Raúl Romeva (IcV) y Willy Meyer (IU), votaron en contra.

"Hemos votado a favor porque creemos que las niñas tienen que ser libres y crecer en libertad", explicó la eurodiputada del PP Esther Herranz.

La socialista Elena Valenciano argumentó, en cambio, que "en la Unión Europa los usos y costumbres son diversos, como diversas son las comunidades que la habitan" y apostó por "el diálogo y la mediación y no por la prohibición con una norma general".

Guardans, adscrito al grupo Liberal, defendió por su parte que la recomendación no era oportuna "ni en la forma, ni en el fondo".

"No tiene ningún sentido que la UE proponga prohibir el velo cuando esa es una cuestión que se está resolviendo de manera distinta en cada Estados miembro", explicó a Efe.

Añadió que los posibles problemas de integración de la minoría musulmana "no se arreglan con una prohibición" del uso del velo y que hay "cierta hipocresía" entre quienes objetan la imposición de la religión a los niños musulmanes y no a los de "otras religiones".

En parecido sentido, Romeva, del grupo Los Verdes, indicó que es conveniente abrir "un debate sobre el laicismo", pero que hacer "este tipo de gestos contra una sola identidad es hipócrita".

El informe final, aprobado por 630 votos a favor, 26 en contra y 62 abstenciones, sí mantuvo en cambio la demanda de que no se toleren restricciones a la participación de niñas en actividades escolares o deportivas en función de su cultura o religión.

También apuesta por reconocer la emergencia de "modelos alternativos de familia que no se corresponden con la imagen de la familia nuclear tradicional constituida por la madre, el padre y sus hijos biológicos comunes" El texto, redactado por la italiana Roberta Angelilli, del grupo Unión por la Europa de las Naciones, formula propuestas para la futura estrategia europea en materia de derechos de la infancia.

Entre sus casi 200 recomendaciones, se incluye la de que la Comisión Europea cree una línea presupuestaria específica para las políticas de la infancia que permita financiar proyectos como el del sistema europeo de alerta rápida para el secuestro de niños.