Archivo de Público
Lunes, 30 de Mayo de 2011

Ortega Cano sigue muy grave y con ventilación mecánica

El diestro ha sido operado por segunda vez por una hemorragia interna que se creía controlad

EFE ·30/05/2011 - 12:17h

El torero José Ortega Cano continúa en estado muy grave ingresado en el Hospital Macarena de Sevilla tras haber sufrido un accidente de tráfico. El diestro ha sido sometido a una segunda operación de más de seis horas con la que "se ha podido resolver un punto sangrante de colon y se ha fijado una fractura múltiple de fémur", según explica el comunicado médico.

Tras la intervención quirúrgica, José Ortega Cano ha sido trasladado de nuevo a la unidad de cuidados intensivos, donde permanecerá en régimen de vigilancia postoperatoria.

Fuentes de la familia se han mostrado "muy preocupadas"  porque "parece que se vuelve a complicar un problema de hemorragia interna que en principio se pensaba que ya estaba controlada".  "Tiene las dos piernas rotas, una con más fracturas que la otra, y mucho sangrado", ha declarado Amador Mohedano, cuñado de Ortega Cano.

"Los médicos nos han dicho que son muchas las fracturas que tiene, sin embargo, lo más inquietante es lo de la hemorragia, que, aunque parecía haberse solucionado en la primera intervención, se ha vuelto a presentar", ha agregado.

"Hay que confiar, sobre todo en Dios, para que esto salga adelante, aunque no sabemos plazos ni si harán falta más intervenciones. Anoche nos decían por teléfono que era cosa de fracturas y hematomas, pero luego se presentó lo de la hemorragia. Y aunque los médicos se están haciendo con la situación, no sabemos, no sabemos...", ha concluido el familiar.

"Tiene las dos piernas rotas y mucho sangrado"

El siniestro ocurrió a las 22.30 horas en el kilómetro 28 de la carretera A-8006, que une Sevilla con Castilblanco de los Arroyos, Sevilla. El diestro andaluz, único ocupante de su vehículo, chocó frontalmente contra un segundo utilitario, cuyo conductor falleció en el acto, cuando ambos coches circulaban por la carretera de la Sierra Norte de Sevilla.

Fuentes cercanas a la investigación confirman que el accidente se produjo por una colisión frontal del diestro al otro vehículo, después de invadir el carril contrario. Las mismas fuentes indican que todo apunta a un exceso de velocidad de Ortega Cano que perdió el control de su automóvil.

Los agentes que intervinieron tras el accidente tuvieron muchos problemas para sacar al diestro de su coche, ha añadido la misma fuente. Además, un tercer vehículo resultó implicado y su conductor ileso cuando colisionó contra los restos del motor del turismo implicado en el accidente, que quedaron esparcidos por la carretera.

Ortega Cano se dirigía a su finca Yerbabuena, en Castilblanco de los Arroyos, después de que dejase a su hija en casa de una amiga.