Archivo de Público
Lunes, 30 de Mayo de 2011

Tepco prevé demoras en su plan para estabilizar Fukushima

Los retrasos que ha avanzado la eléctrica japonesa afectan el regreso a casa de los cientos de miles de evacuados de los pueblos de alrededores

EFE ·30/05/2011 - 09:28h

Trabajadores de Tepco en las labores de enfriamiento de la central de Fukushima./ AFP

La eléctrica japonesa Tepco, operadora de la maltrecha central de Fukushima, cree ahora imposible estabilizar la planta antes de final de año tras hacer balance sobre las fusiones parciales detectadas en los reactores 1, 2 y 3 este mes.

Aunque los daños en estas tres unidades aún deben analizarse en profundidad, representantes de la eléctrica explicaron a última hora de ayer que éstos seguramente supondrán un gran retraso en las labores para controlar la central.

El pasado 17 de mayo Tepco revisó su plan para solucionar la crisis en Fukushima y aseguró que los cuatro reactores afectados por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo recuperarían la refrigeración en verano y que serían llevados a "parada fría" posiblemente en octubre, aunque no descartaban que el proceso se alargara hasta enero de 2012.

Representantes de la eléctrica explicaron que los daños detectados este mes supondrán un gran retraso en el control la central

Retraso para los evacuados

El nuevo balance de la empresa apunta a una posible demora, que a su vez retrasará también el regreso a sus casas de los cientos de miles de evacuados de los pueblos que rodean la central, según explicó un representante de la compañía a Kyodo.

Uno de los principales problemas de Tepco son los vertidos de agua contaminada que están impidiendo que los técnicos entren en las instalaciones para instalar los sistemas de refrigeración.

Tepco cree que el agua puede proceder de las vasijas perforadas de los reactores, aunque aún no lo ha podido determinar con total seguridad ni ha logrado sellar ninguna fuga.

Tormenta sobre Fukushima

A esto se suma la llegada hoy de una tormenta tropical fuerte a Fukushima, lo que ha hecho que la eléctrica extreme las precauciones para evitar un aumento de las filtraciones por la lluvia y el viento.

Tepco ha instalado diques de sacos de arena y trasladado las grúas que ayudan a estabilizar los reactores y ha asegurado que si las lluvias son muy intensas todas las operaciones, excepto la vigilancia, se detendrán en la maltrecha planta.

Técnicos de la central tuvieron que restablecer además este fin de semana el sistema de refrigeración del reactor 5, que llegó a superar los 94 grados centígrados de temperatura al estar parado durante 15 horas a causa de un posible fallo del sistema eléctrico.