Archivo de Público
Lunes, 30 de Mayo de 2011

Política, compras y sol en el primer fin de semana

Luis García Montero, Ignacio Escolar y Ángeles Caso, entre las firmas del arranque del encuentro

PAULA CORROTO ·30/05/2011 - 01:00h

García Montero, ayer.

El sol permitió un suspiro de alivio para los libreros el primer fin de semana de la Feria del Libro de Madrid, después de las tormentas del viernes. Así lo destacaron ayer a Público los escritores Luis García Montero, Ignacio Escolar y Ángeles Caso, que participaron en las consabidas firmas.

Según manifestó García Montero, que firmaba su último poemario Un invierno propio (Visor), además de toda su obra , "ha sido un buen sábado y domingo. He visto a muchísima gente paseando, pero también a mucha otra comprando libros. Los libreros no deben tener ninguna queja o temor". El escritor también insistió en que ha notado a los lectores "muy politizados. Conmigo han hablado mucho de política, de las elecciones, de lo que va a pasar ahora, con las acampadas y demás". Por supuesto, no le han faltado los fans que le confesaban haber echado mano de alguno de sus poemas para "declararse".

Ignacio Escolar, que firmaba junto a su padre, Arsenio Escolar, La nación inventada, más el libro colectivo Reacciona, aseguró que había sido "una experiencia rara". Fue su primera vez vuelve el último fin de semana y, según confesó a este diario, "de verdad que no me lo imaginaba así. Te pasan muchas cosas, como que venga un señor con un libro para que se lo firmes aunque tú no seas el autor". Al margen de estas anécdotas, Escolar aseguró que había visto con buen músculo estos primeros días de feria. "Sí, creo que va bien. Hay gente y también compra", afirmó.Volverá a comprobarlo el último fin de semana y durante la presentación oficial de Reacciona.

Contacto con el lector

Ángeles Caso, que también volverá para cerrar la feria, manifestó, sin embargo, que "quizá no ha estado tan animado como otras veces, aunque esto suele pasar el primer fin de semana". No obstante, a su caseta, en la que firmaba La casa de los poetas muertos, no han dejado de acudir lectores, al igual que ha ocurrido con otros autores.

"A mí siempre me da mucha pereza ir a la feria, pero debo reconocer que me anima mucho. Cuando estoy allí, siempre me alegro mucho porque se acercan los que son tus lectores. Creo que está muy bien porque los escritores siempre estamos muy encerrados y esto nos permite tener contacto con quienes nos leen", explica. Buen fin de semana por tanto para libreros y escritores.