Viernes, 27 de Mayo de 2011

Seis imputados "por tonterías" logran alcaldía

El PP de Madrid apostó en sus listas por una decena de encausados

Y. GONZÁLEZ ·27/05/2011 - 22:00h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en una imagen reciente. marta jara

A diferencia de lo ocurrido en el País Valencià, ningún imputado en el caso Gürtel en Madrid fue incluido en las listas del PP para el 22-M. Era la forma de los conservadores de Madrid, presididos por Esperanza Aguirre, de lanzar dos mensajes. Uno en clave interna: el de que la formación que dirige a nivel regional es más contundente contra la corrupción que el PP de Francisco Camps. Y otro, en clave externa: el de que en su partido no tienen cabida quienes han utilizado la política para enriquecerse.

Sin embargo, Aguirre no evitó que al menos una decena de imputados en otros escándalos, "tonterías", a su juicio, ocupasen puestos muy destacados en las listas de diferentes municipios de la Comunidad de Madrid.

El PP cree que no se han enriquecido en el ejercicio de su cargo

La cita electoral ha pasado y de este grupo de imputados por "tonterías" que abarcan desde la prevaricación al tráfico de influencias pasando por la malversación, al menos seis se pondrán al frente de un Ayuntamiento. Otro, Íñigo Henríquez de Luna, exconcejal del distrito de Salamanca, imputado en el caso Guateque, se sentará en la Asamblea de Madrid. Y tres imputados más, los candidatos a las alcaldías de Guadarrama, Miguel Rodríguez; Torres de la Alameda, Clara Torre, y Coslada, Raúl López, están pendientes de los posibles pactos que pudieran producirse para saber si finalmente consiguen sentarse en el sillón de regidor municipal.

Mayorías absolutas

Entre los seis que sí han logrado la mayoría absoluta está José Ignacio Fernández Rubio, que el 22-M se hizo con 16 de los 25 escaños que componen el pleno del Ayuntamiento de Las Rozas.

Aguirre borró de sus listas para el 22-M todo rastro del caso Gürtel'

El dirigente conservador, que se estrenaba como candidato en este municipio que desde 1995 había gobernado su compañero Bonifacio de Santiago, está imputado por un delito de ordenación del territorio durante la época en la que fue alcalde de Guadarrama. Su condena podría implicar inhabilitación.

Todo se remonta a 2000 cuando concedió una licencia de explotación que daba luz verde a la instalación de un restaurante en suelo protegido y no urbanizable.

Menos nuevo que Fernández Rubio en Las Rozas es Ignacio García de Vinuesa, que volverá a ponerse al frente del Ayuntamiento de Alcobendas después de que su lista obtuviera 15 escaños de los 27 que componen la corporación municipal. Está imputado por malversación y negociaciones prohibidas a funcionarios después de que una empresa municipal adquiriera dos fincas por el doble de su valor real.

Pinto es uno de los pueblos en los que Aguirre se ha volcado en esta campaña. Su candidata, Miriam Rabaneda, que ya fue regidora del municipio en anteriores legislaturas lo ha vuelto a conseguir. Está imputada por prevaricación por autorizar pagos cuando existían informes contrarios de la intervención municipal.

Mientras, en Villanueva de la Cañada, Luis Partida, alcalde desde 1979, también podrá volver a su despacho sin problemas al conseguir otra mayoría absoluta. Está imputado por tráfico de influencias en el caso Porto.

Ana María Pinos (Belmonte del Tajo), imputada por un delito contra la ordenación del territorio, y Ángel García (Guadalix), imputado por negociaciones prohibidas a funcionarios, completan esta lista. En el PP de Madrid, consideran que ninguno de ellos se ha enriquecido en el ejercicio de su cargo.