Viernes, 27 de Mayo de 2011

"Delpo" mantiene a Djokovic a raya y el partido se suspende por falta de luz

EFE ·27/05/2011 - 22:03h

EFE - El tenista serbio Novak Djokovic durante el partido correspondiente a la tercera ronda del torneo de tenis de Roland Garros que disputa frente al argentino Juan Martín del Potro hoy en París.

El desenlace del duelo entre el serbio Novak Djokovic y el argentino Juan Martín del Potro en Roland Garros tendrá que esperar a mañana, sábado, al quedar el encuentro suspendido por falta de luz tras ganar el número dos del mundo el primer set por 6-3 y el de Tandil el segundo por idéntico resultado.

La larga duración del partido entre el suizo Stanislas Wawrinka y el francés Jo-Wilfried Tsonga, de cuatro horas y tres minutos, obligó a retrasar el enfrentamiento más importante de la jornada, que al final se trasladó de la pista Philippe Chatrier, donde estaba previsto en principio, a la Suzanne Lenglen.

Este cambio de ubicación provocó el enfado de los que tenían billete para la central, que acudieron en masa a la Lenglen, aunque no todos pudieron acceder al recinto.

Djokovic se hizo con el primer set en 46 minutos después de largos intercambios al principio que llevaron a consumir 14 minutos para solo dos juegos disputados. Después, el de Belgrado puso en marcha su formidable repertorio lleno de seguridad para lograr el primer parcial más rápidamente.

Una rotura, con doble falta final incluida, en el cuarto juego, proporcionó una ventaja para el campeón del Abierto de EE.UU. en 2009 en el segundo set. El argentino aprovechó para irse en el marcador y ganar el parcial, mientras el público hacía la ola deseando ver más tenis.

Del Potro salvó una situación apurada en el octavo juego con dos saques directos seguidos, y se adjudicó el set con otro servicio ganador. El partido se suspendió después de una hora y 36 minutos.

Djokovic, que lleva 41 victorias seguidas, tendrá que esperar un día más si quiere igualar el registro del estadounidense John McEnroe, el tercero mejor de la historia, con el permiso de Del Potro.