Viernes, 27 de Mayo de 2011

Guardiola advierte que el Barça tiene que jugar mejor que en Roma para ganar

EFE ·27/05/2011 - 21:05h

EFE - Los jugadores del FC Barcelona se ejercitan durante el entrenamiento realizado por el equipo en el estadio Wembley de Londres, Reino Unido. El FC Barcelona se enfrenta al Manchester United en la final de la Liga de Campeones el sábado 28 de mayo en el estadio Wembley.

El técnico barcelonista Pep Guardiola ha advertido de que su equipo tiene que jugar mejor que lo hizo en la final de Roma de 2009, cuando ganó 2-0 al Manchester United, si quiere salir victorioso mañana en la final ante los campeones ingleses.

En la conferencia de prensa previa al partido, Guardiola ha dicho que respecto a la final de hace dos años, los dos equipos se conocen más y que en el caso del Barça, en Roma estaba instalado en "aquella locura del primer año" que les llevó a la victoria.

"Siendo honestos hay que admitir que si jugamos al nivel de la final de Roma, mañana no ganaremos. La realidad del momento es confusa, es fácil hablar de que somos un buen equipo, pero hay que dejar pasar el tiempo para pensar que este Barcelona es un equipo de referencia", ha insistido.

Guardiola ha comentado que en estos días ha repasado las imágenes de aquella final y se ha dado cuenta de que su equipo jugó peor de lo que pensaba.

"Nos faltó intensidad y una mejor defensa. Mañana tenemos que ser más rápidos en la circulación", ha indicado Guardiola, quien no cree que esté en juego la hegemonía futbolística de Barcelona y Manchester.

"El que pierde quedará dolido, pero seguirá quedando lo que se ha conseguido esta temporada", ha insistido Guardiola, quien admite que su equipo no tiene las urgencias del pasado y que no es comparable la situación a la vivida en 1992, cuando el Barça conquistó su primera Copa de Europa.

"Siempre lo difícil es conseguir la primera, esa era la barrera a romper", ha dicho Guardiola, quien ha aclarado que él no ha conseguido nueve títulos en tres años, sino que es algo logrado por el Barça y se considera un producto barcelonista.

Para Guardiola supone un orgullo volver a estar en una final de la 'Champions' y, además, jugársela con "uno de equipos más históricos del fútbol europeo y mundial", como ha calificado al ManU.

El técnico del Barça ha insistido en que es un honor poderse sentar en un banquillo frente a Alex Ferguson y ha bromeado cuando le han recordado que pudo fichar por el Manchester United cuando acabó su carrera como futbolista en el Barça. "Tomaron una buena decisión porque yo ya estaba en la recta final de mi carrera", ha dicho.

En todo caso, el entrenador azulgrana espera estar de acuerdo tras el partido con el técnico del United, quien considera que el partido de mañana puede ser la final de la década.

"Hay que demostrar mañana que merecemos estos elogios. Vamos a intentarlo, jugar el mejor fútbol posible", ha dicho Guardiola, quien ha insistido que teme "absolutamente todo" del United, porque se trata de "uno de los equipos más completos" que ha visto nunca.

El técnico del Barça "ve bien" a sus jugadores. "Tenemos el tono adecuado y estamos dispuestos a aceptar el reto. Me transmiten buenas sensaciones y estoy orgulloso de este equipo. No sé qué pasará mañana, pero me hacen sentir orgulloso", ha insistido.

Ha asegurado que las finales difícilmente son para disfrutar. "Hay que competir bien. Las finales hay que ganarlas, pero para ello tienes que jugar de la mejor manera posible", ha insistido.

Espera que mañana su equipo "vuele con el balón" y tenga el deseo de recuperarlo cuando no lo tenga. "Tenemos que intentar desequilibrar y estar atentos a la estrategia, donde son más fuertes que nosotros. Me conformo que seamos como hemos sido en muchos partidos de este año", ha argumentado.

Guardiola insistió en que para ser campeón de la 'Champions' hay que desearlo mucho. "Tenemos la obligación de mostrar al mundo entero de lo que somos capaces de hacer. La temporada ha sido muy buena por lo conseguido, pero también para el United", ha recalcado.

Tras asegurar que tiene decidido el equipo de mañana y que no considera un riesgo que Eric Abidal -intervenido para extirparle un tumor en el hígado- y Carles Puyol -ausente por lesión durante tres meses- jueguen mañana, Guardiola ha dicho que no es el momento de poner notas al final de curso.

"No pongo nota", ha afirmado Guardiola, quien, a diferencia de los minutos previos de la final de Roma, tampoco ha previsto que sus jugadores vean un vídeo antes de saltar al terreno de juego de Wembley.