Viernes, 27 de Mayo de 2011

Dos pescadores mueren al naufragar en la costa coruñesa

 

 

MARIOLA MORENO ·27/05/2011 - 21:00h

Uno de los cuerpos de los fallecidos. EFE

Dos marineros, José Enrique Carril, de 46 años, y Santiago Varela, de 41, ambos naturales de Malpica (A Coruña), fallecieron hoy tras hundirse el pesquero en el que faenaban a sólo ocho millas de A Coruña, mientras que otros cuatro pudieron ser rescatados con vida. El naufragio ocurrió sobre las siete de la mañana, cuando el pesquero Nuevo Luz faenaba en las proximidades de punta Langosteira, donde se ubica la dársena del puerto exterior de A Coruña.

La forma en que se realizó el rescate fue objeto de polémica ayer en A Coruña, ya que dos de los cuatro supervivientes permanecieron durante una hora en el agua, agarrados a una boya, junto a sus dos compañeros fallecidos, hasta que fueron rescatados. Los marineros aseguran que desde la torre de control se dio erróneamente su ubicación en dos ocasiones, lo que presuntamente demoró el rescate.

Salvamento Marítimo, sin embargo, negó tal fallo e informó en un comunicado de que la señal de alerta llegó a las 6.56 de la mañana "por radiobaliza", sin que existiese comunicación previa por radio. En este sentido, el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo pidió "prudencia" y manifestó que "no se va a ocultar información de ningún tipo". Asimismo, dijo que los trabajadores de Salvamento Marítimo "se toman muy en serio su trabajo porque saben que de él dependen vidas humanas". Salvamento, que investiga si hubo algún problema con la radiobaliza, no descarta que el viento desplazara la balsa a la que se aferraban los supervivientes. A falta de confirmar las causas exactas del naufragio, no se descarta que un golpe de mar en el momento de recoger las redes causara el vuelco del cerquero.

Esta nueva tragedia en el mar ha ocurrido un día después de conocerse que la Xunta de Galicia va a vender los dos helicópteros del servicio de guardacosta. Su intención es venderlos a la empresa que se ocupa de su mantenimiento. El PSdeG atribuye esta decisión a "una devolución de favores" a empresas privadas "por los servicios prestados" en la campaña electoral.