Viernes, 27 de Mayo de 2011

Japón ahora busca proteger a niños ante nueva filtración nuclear

Reuters ·27/05/2011 - 18:59h

Por Chisa Fujioka

Japón pagará a las escuelas cercanas a la planta de energía nuclear de Fukushima devastada por el terremoto para que remuevan la superficie radiactiva del suelo y fijó un límite menor de exposición para los niños en edad escolar, luego de que aumentaran los temores por los riesgos de salud.

El Ministerio de Educación recibió muchas críticas y reclamos en abril, cuando estableció un límite de exposición a la radiación para los niños de 20 milisieverts anuales, la misma dosis que la Comisión Internacional sobre Protección de la Radiación recomienda para los trabajadores de plantas nucleares.

La decisión llegó a convertirse en un foco de enojo contra el primer ministro Naoto Kan, por el manejo de la crisis y la evacuación forzada de decenas de miles de residentes.

El ministro de Educación, Yoshiaki Takaki, pagaría a las escuelas locales para que remuevan la superficie del suelo en las zonas que excedan los límites de radiación pautados. También fijaría una meta de exposición a radiación para los niños en las escuelas equivalente a una vigésima parte del límite previo.

"Brindaremos respaldo financiero a las escuelas para las acciones que apunten a lidiar con el suelo en las instalaciones escolares, como una forma de reducir los niveles de radiación para los niños", dijo Takaki en conferencia de prensa.

El devastador terremoto del 11 de marzo y el posterior tsunami causaron la muerte de unas 24.000 personas y generaron en la planta de Fukushima el peor accidente nuclear mundial desde Chernóbil en 1986.

La crisis hizo que más de 80.000 residentes de la zona cercana a la planta deban abandonar sus hogares e impulsó a una revisión de la política energética japonesa, "comenzando de cero" con la política nuclear.

El jueves, Greenpeace remarcó la "continua respuesta inadecuada" del país y el operador de la planta, Tokyo Electric Power, dijo que otras 36 toneladas de agua radiactiva se habían filtrado de un edificio de depósito de residuos que servía como sitio de almacenamiento temporal.

El acercamiento de la temporada de lluvias en Japón aumenta el riesgo de que la radiación ingrese al suelo, por lo que se necesitarán controles más estrictos, señaló el portavoz de Tokyo Electric, Junichin Matsumoto.