Viernes, 27 de Mayo de 2011

Ferguson dice que Pep ha madurado al Barcelona

EFE ·27/05/2011 - 18:52h

EFE - Imagen cedida por la UEFA que muestra al defensa del Manchester United Nemanja Vidic durante la rueda de prensa del equipo en el estadio Wembley de Londres, Reino Unido.

El técnico del Manchester United, Sir Alex Ferguson, cree que Pep Guardiola, su homólogo en el Barcelona, "ha infundido madurez al Barcelona", incluso desde la final de Roma, pero confía en que esta vez "saldrá todo bien" para su equipo.

"Creo que lo que más admiro de Pep es que sea un entrenador joven, que ha cambiado la forma de jugar del club", dijo Ferguson en su rueda de prensa previa a la final de la Liga de Campeones contra el conjunto azulgrana, campeón del torneo en 2009.

En su opinión, el hecho de que hubiera sido previamente jugador del equipo "ha ayudado mucho" a construir la plantilla que hoy tiene el Barcelona, a la que no considera en desventaja por cuestión de altura, pues tiene a Carles Puyol, "un defensor muy tozudo", a Gerard Piqué o al francés Eric Abidal con gran talla, dijo.

Por encima de todo, "la gran calidad del Barcelona es su unidad. Es distinto a otros equipos. No hay muchos cambios con respecto al de 2009. Más experiencia en Europa, pero nada más", indicó.

"Quedamos decepcionados con la derrota, pero no queremos vengarnos. Fue un choque para nuestro orgullo. Estamos muy centrados en mejorar nuestra preparación. Hemos cometido algunos errores, pero tengo confianza en que esta vez saldrá bien", dijo Ferguson.

En su opinión, su equipo "ha hecho una buena preparación y eso ayudará a disfrutar el partido", anticipó.

En concreto, desde que el Manchester disputó aquella final de 1999 en el Camp Nou, "un año aciago" para los ingleses -reconoció- "ha cambiado todo mucho en el club".

"Fue una experiencia extraña. Había problemas de lesiones. Quería a los mejores jugadores en el campo. Creo que el Barcelona aquella noche era mejor equipo que el nuestro. Hemos progresado mucho desde entonces", destacó.

En cuanto a la sede de la final, el emblemático estadio de Wembley, dijo: "Creo que es un símbolo del fútbol inglés. Siempre vienes aquí por una razón y no hay mejor razón que la de mañana".

"Siento que es el lugar correcto para jugar una final", añadió.