Viernes, 27 de Mayo de 2011

Altos copagos llevan a mujeres a suspender fármacos oncológicos

Reuters ·27/05/2011 - 17:39h

Por Frederik Joelving

Las mujeres con cáncer de mama son propensas a saltearse dosis de fármacos o a abandonar el tratamiento si tienen copagos elevados.

No es nuevo que las personas no toman los remedios que sus médicos les indican, pero en el caso de los pacientes oncológicos, las consecuencias pueden ser muy graves.

"Son fármacos que salvan la vida", dijo el doctor Alfred Neugut, del Centro Médico de la Columbia University en Nueva York, coautor del estudio publicado en Journal of Clinical Oncology.

Algunas aseguradoras ofrecen programas que reducen los copagos de ciertos medicamentos, comentó Neugut, pero que no cubren los inhibidores de la aromatasa, ejes del nuevo estudio.

Esos fármacos, como Arimidex (AstraZeneca), reducen significativamente el riesgo de muerte en las sobrevivientes del cáncer de pecho que superaron la menopausia.

Aunque Arimidex ya tiene su versión genérica que cuesta menos de 1 dólar por píldora, la versión original costaba unos 2.000 dólares por año al momento del estudio.

El equipo de Neugut analizó datos de remedios adquiridos de MedCo Health Solutions para determinar el papel del copago a cargo de la paciente en el uso de esos fármacos en los cinco años recomendados.

El 20 por ciento de más de 8.000 mujeres de 50 a 65 años dejó de tomar los remedios antes si el copago era menor que 30 dólares. En cambio, dejó de hacerlo el 23 por ciento cuando el copago superaba los 90 dólares. En las adultas mayores, esa diferencia fue de casi del 5 por ciento, lo que Neugut lo atribuye a un ingreso menor.

Las diferencias fueron similares en la cantidad de mujeres que se habían salteado la dosis por lo menos el 20 por ciento de los días. La brecha se mantuvo aun tras considerar otros motivos, como el ingreso.

Con la reforma del sistema de salud en Estados Unidos, más gente accederá a la cobertura federal Medicaid, lo que significa que tendrán un copago más bajo. Aun así, Neugut dijo que se desconoce qué efecto tendrá eso, dado que los beneficiarios de Medicaid tienen menos recursos.

En general, comentó el coautor, "menos del 50 por ciento de las mujeres completa los cinco años de tratamiento. Con eso, se pierde la mayoría del beneficio terapéutico para la supervivencia".

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, 25 de mayo del 2011