Viernes, 27 de Mayo de 2011

España pide prudencia ante la infección por pepinos en Alemania

Reuters ·27/05/2011 - 16:23h

Las autoridades españolas pidieron el viernes prudencia ante un brote de la bacteria E. coli en Alemania que causó la muerte de cuatro personas y que el Gobierno alemán atribuye a pepinos procedentes del país ibérico.

España alega que aun se desconoce si la contaminación se produjo en el país de origen del producto.

La Red de Alerta Alimentaria Comunitaria (RASFF, en sus siglas inglesas) comunicó a España el jueves que dos empresas andaluzas podrían estar implicadas en el brote, por el que hay informes de más de 200 casos de una complicación grave de algunos tipos de infección por E. coli.

"Hasta ahora no consta ni está demostrado que (la contaminación) se haya podido producir en el origen", dijo la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino (MMARM), Rosa Aguilar, tras mantener una conversación con su homóloga alemana.

"Hay que tener prudencia, hay que ir esperando a todos los exámenes que se están realizando en España y Alemania, y la actuación de la UE, porque estos temas no solo han causado un daño irreparable toda vez que hay víctimas, sino que lo causan al sector", añadió Aguilar.

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, con sede en Estocolmo, que monitorea las enfermedades en la Unión Europea (UE), informó el jueves que tiene reportes de 214 casos de síndrome hemolítico (HUS, por su sigla en inglés), una seria complicación de un tipo de E. coli.

Las bacterias Escherichia coli, o E. coli, normalmente no son dañinas y suelen ser muy comunes, aunque algunas cepas pueden provocar una enfermedad severa.

España dijo el jueves por la noche que había localizado los lotes concretos de los pepinos en cuestión y que se habían retirado del mercado de forma preventiva.

La Comisión Europea señaló previamente que se habían informado contagios también en el Reino Unido, Holanda y Suecia en personas que habían viajado a Alemania, donde comenzó el brote hace dos semanas.

La ministra de Sanidad española, Leire Pajín, informó que en España no había nadie afectado por la bacteria E. coli, y que se habían puesto en marcha los mecanismos para garantizar el consumo de verduras frescas.

"Es conveniente siempre lavar bien los alimentos de hortalizas y verduras frescas y pelarlas porque es una garantía de higiene", dijo Pajín.

El secretario español de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, se reunió el viernes con representantes de asociaciones del sector agroalimentario y defendió el buen funcionamiento de los controles en origen y destino en la UE, así como la necesidad de analizar todas las fases de la cadena.

El sector hortofrutícola de España exportó más de 9,5 millones de toneladas en el 2010, siendo su primer destino la UE, según datos oficiales.