Viernes, 27 de Mayo de 2011

Puig dice que la Policía "calibró bien" su actuación en el desalojo

El conseller de Interior defiende que las fuerzas de seguridad actuaron bajo sus indicaciones consesuadas con el director general de la Policía y el alcalde Hereu

PATRICIA CAMPELO ·27/05/2011 - 17:46h

El conseller de Interior, Felip Puig, ha justificado la intervención policial en la plaza Ricard Vinyes de Lleida y Plaza Catalunya de Barcelona esta mañana aludiendo a razones de "higiene pública y seguridad ciudadana". 

En la comparecencia en el Parlament de Catalunya para explicar la actuación de los Mosso d´Esquadra y la Guardia Urbana, Puig ha indicado que existía un "riesgo potencial" ante una "posible celebración deportiva" mañana en la plaza y en Canaletas, refiriéndose al partido de la final de la Liga de Campeones. 

"Había bombonas de butano y objetos potencialmente peligrosos", subrayó Puig, quien valoró la intervención policial y de los servicios de limpieza como una acción "preventiva" para garantizar "la seguridad ciudadana".

"Examinaremos con detalle los golpes a las personas que permanecieron sentadas", avanzó el conseller

"La coincidencia de una posible celebración deportiva con los acampados en Plaza Catalunya comportaba un riesgo que había que evitar", ha defendido el conseller, quien analizará la semana que viene el modo de proceder de las fuerzas de seguridad.

"Examinaremos con detalle los golpes a las personas que permanecieron sentadas", ha dicho sobre el "análisis pormenorizado" que llevará a cabo y en el que se detallará si se ha actuado "con contundencia" o si "algo ha fallado". 

El acceso a Plaza Catalaunya está restaurado desde el mediodía, según ha confirmado Puig: "Desde el primer momento sabíamos que no íbamos a desalojar a nadie, ni acordonar la plaza donde el libre acceso está garantizado desde el mediodía".

Resistencia de los acampados

El conseller ha mostrado su sorpresa ante la actitud de resistencia que se encontraron los encontraron los efectivos públicos al acceder a la zona. "Hubo agresiones con piedras y palos, pincharon las ruedas de los camiones de limpieza y trataron de impedirles el paso", ha señalado Puig para después agradecer a los trabajadores del servicio de limpieza haber realizado su labor "en un entorno muy complicado".  

Puig ha justificado la carga policial explicando que fue consensuada entre el director de la Policía de la Generalitat, Manel Prat, y el alcalde Barcelona en funciones Jordi Hereu

"La  Policía ha actuado según mis instrucciones y las del director general. Convenimos con el alcalde hacerlo así por seguridad e higiene publica y reducción del riesgo ante una posible concentración de miles de personas en la plaza y en Canaletas, sobre todo por los objetos que había en la plaza y que ya se han retirado", ha señalado. 

Interrogado sobre si volvería a tomar la misma decisión, el conseller ha contestado que "si", aunque "otra cosa" es si le preguntan por el "cómo". "Si era la hora adecuada o si eran necesarios más efectivos o menos lo delimitaremos la semana que viene". En cualquier caso, Puig considera que la Policía "ha calibrado bien" su actuación y que han intervenido "de forma propia" y para "defender el operativo".

Noticias Relacionadas