Miércoles, 16 de Enero de 2008

Enterrado el marinero desaparecido mientras persiste la dificultad en la busqueda de sus compañeros

EFE ·16/01/2008 - 10:14h

EFE - Un barco pesquero sale a faenar pese al temporal que se registra estos días en la costa noroeste del país y tras la petición de la Asociación Española de Titulados Náutico Pesqueros (AETINAPE) de que se obligue a regresar a puerto a la flota pesquera.

Francisco Alboreda Rey, el marinero fallecido en el naufragio del pesquero "Cordero" ha sido enterrado hoy en su localidad de Porto do Son, en una jornada en la que nuevamente el fuerte temporal en el mar dificulta las tareas de rastreo de la zona del accidente en busca de sus cuatro compañeros desaparecidos.

El tripulante fue enterrado en medio de grandes muestras de dolor de su familia, centenares de representantes del mundo del mar y autoridades de las administraciones central y gallega.

Mientras, esta mañana se dirigió al lugar del naufragio el pesquero polivalente "Don Inda", que anoche tuvo que replegarse a zona segura debido a las malas condiciones de la mar, con fuertes vientos, grandes olas y mala visibilidad.

Ante la mejoría del tiempo, hoy también pudo salir el barco "Irmáns García Nodal" y el helicóptero Helimer, que fue relevado luego por el Pesca I, aunque no han apreciado rastro del naufragio, en el que falleció el marinero enterrado hoy y han desaparecido otros cuatro, dos gallegos y dos de nacionalidad indonesia.

Además, en la zona se prevé que arrecie el temporal esta noche, por lo que todavía se desconoce qué operativos se mantendrán en la búsqueda.

Esta mañana han sido dados de alta dos de los tres tripulantes que fueron rescatados con vida después de que zozobrase el buque, el gallego José Manuel Parada Argibay y el indonesio Hendra Hermawan, aunque se mantiene hospitalizado el patrón del pesquero, Manuel Ures, que evoluciona favorablemente.

El naufragio del "Cordero" ha abierto una polémica sobre si deben salir o no a faenar los buques cuando hay amenaza de temporal en el mar y si debe ser prohibido salir a pescar.

Así, la Asociación Española de Titulados Náutico Pesqueros (AETINAPE) ha pedido a las autoridades que con temporales se obligue a regresar a puerto a la flota pesquera que se encuentre cercana a la costa, porque "el valor de la vida humana no puede ponerse en riesgo por el precio del pescado o del combustible".

Mientras, el alcalde de Ribeira, José Luis Torres Colomer, marino mercante de profesión, consideró que no es el momento de buscar culpables sobre lo sucedido, "pero ya son demasiadas muertes, hay que empezar a pensar en si vale la pena salir al mar en determinadas circunstancias adversas".

"Cuando yo era pequeño, el puerto se cerraba mediante señales y no salía ni un solo barco, salvo una emergencia. Hoy la información es mas fiable y eso debe hacernos recapacitar", afirmó.

No obstante, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró que su Gobierno ha tomado medidas para "extremar" la seguridad de los barcos y ha considerado que "probablemente" no pueda haber un instrumento legal que "prohíba taxativamente" la salida al mar en situaciones de alerta.