Viernes, 27 de Mayo de 2011

J&J buscará aprobar 11 nuevos fármacos antes del 2015

Reuters ·27/05/2011 - 12:54h

Por Ransdell Pierson y Lewis Krauskopf

Johnson & Johnson planea buscar la aprobación para 11 nuevos fármacos entre el 2011 y el 2015, entre ellos medicamentos para el Alzheimer, la diabetes y la artritis, mientras reaviva su negocio farmacéutico.

La farmacéutica diversificada, cuyos medicamentos por prescripción han lastrado a sus ganancias en los últimos dos años por la competencia de genéricos, buscará además más de 30 aprobaciones para extensiones de líneas de productos en el mismo período.

J&J destacó su estrategia el jueves durante una reunión de seis horas con analistas para revisar su negocio farmacéutico.

Las acciones de la compañía han tenido una actuación inferior al desempeño del mercado general desde inicios del 2010, ganando sólo un 2 por ciento. Los retiros de productos que se venden sin receta afectaron las ganancias y la reputación de J&J.

Las acciones cayeron un 0,31 por ciento en la Bolsa de Valores de Nueva York, y analistas mencionaron la falta de sorpresas positivas en los anuncios del jueves.

Pero el analista de UBS Securities Rajeev Jashnani expresó su entusiasmo respecto a la lista de medicamentos experimentales de J&J.

"Tienen un buena línea de producción. No creo que exista ninguna duda de que hay un giro en el negocio de medicamentos de J&J", dijo.

La compañía señaló que espera que los reguladores estadounidenses decidan este año si dan la aprobación a su anticoagulante Xarelto (rivaroxaban) para pacientes que sean sometidos a operaciones de reemplazo de cadera y rodilla y para prevenir apoplejías en pacientes con fibrilación auricular, la forma más común de arritmia.

J&J también quiere conseguir el año próximo las aprobaciones en Estados Unidos y Europa para el tratamiento Canagliflozin, un nuevo tipo de tratamiento para la diabetes tipo II.

La compañía dijo que espera obtener la aprobación en Estados Unidos en el 2012 o 2013 para el bapineuzumab, una droga diseñada para atacar la causa subyacente del Alzheimer y que posteriormente se convertiría en tratamiento contra esa enfermedad.

El Mal de Parkinson afecta a unos 5,4 millones de personas en Estados Unidos y ese número podría triplicarse para el 2050, según afirmó J&J.