Miércoles, 16 de Enero de 2008

Centenares de personas en el entierro del marinero fallecido

EFE ·16/01/2008 - 20:41h

EFE - Amigos, familiares y autoriades acompañan el féretro con los restos mortales de Francisco Alboreda Rey.

Centenares de personas asistieron hoy a las honras fúnebres por el marinero Francisco Alboreda Rey, de 42 años, fallecido en el naufragio del pesquero "Cordero", en el que cuatro compañeros, dos gallegos y dos indonesios, resultaron desaparecidos.

La iglesia de San Pedro de Muro, en la localidad coruñesa de Porto do Son, se quedó pequeña para acoger el funeral, en el que se apreciaron grandes muestras de dolor de familiares, amigos y representantes del sector pesquero.

El responsable de Transportes del Ministerio de Fomento, Fernando Palao, el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras, y la conselleira de Pesca, Carmen Gallego, asistieron al funeral, al que también acudió el alcalde de Ribeira, José Luis Torres Colomer y diputados de los tres partidos con representación en la Cámara gallega.

Durante toda la mañana permaneció la capilla ardiente en la aldea de Novás, donde reside la familia del marinero, y en la que el ir y venir de vecinos y amigos para expresar el pésame ha sido constante durante todo el día.

Familiares y amigos acompañaron el féretro en los dos kilómetros de distancia que separan el domicilio familiar de la iglesia en que se ofició el funeral, encabezada por su viuda y el resto de familia, con evidentes muestras de dolor.

Francisco Alboreda ha sido el único cuerpo rescatado de las víctimas del "Cordero", hundido a más de 300 metros de profundidad a unas 30 millas al noroeste de A Coruña.

El cadáver del marinero fue encontrado ayer, en que también se rescató con vida a tres de sus compañeros, mientras se busca a otros cuatro que se encuentran desaparecidos, aunque la dura meteorología en la mar dificulta la operación. EFE