Viernes, 27 de Mayo de 2011

La OTAN acusa a Gadafi de sembrar Misurata con minas antipersona

Los rebeldes ya habían denunciado el uso de bombas de racimo por parte del régimen libio

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·27/05/2011 - 11:48h

La OTAN ha acusado al régimen de Muamar Gadafi de haber colocado un cinturón de minas antipersona en los alrededores de Misurata.

Según el teniente general canadiense Charles Bouchard, jefe de la misión militar en Libia, la Alianza llevo a cabo un estudio del terreno después de las denuncias de los habitantes de la localidad que confirma las sospechas: "El Estudio indica que ha sido colocado un campo de minas en el área de Misurata, minas antipersona en contra de la ley internacional, colocados en un área estratégica impidiendo el movimiento a la población", señaló.

No es la primera vez que el régimen recurre a armamento prohibido. Hace varias semanas, los propios rebeldes en Misurata que resistían al asedio de las fuerzas del régimen, denunciaron el empleo de bombas de racimo. Esos proyectiles, según denunció el diario The New York Times, eran de fabricación española.

Bouchard ha explicado que la OTAN está trabajando para definir el contorno del campo de minas, pero no se implicó en su desactivación al no tener soldados en el terreno. Eso le corresponderá a los libios, que según el jefe de la Alianza, tiene personal cualificado. A lo que sí se ha comprometido es a desactivar las minas marítimas.

Señales de mejora 

De acuerdo con Bouchard, hay "señales" de que Misrata vuelve la normalidad, aunque advirtió de que las tropas leales al régimen libio siguen intentando retomar el control de la ciudad.

"Nuestras operaciones tienen efectos visibles sobre el terreno", dijo Bouchard La misión de la OTAN tenía un período inicial de 90 días, el cual termina a finales de junio. Tras una revisión de la misión, el Consejo Atlántico tendrá que decidir sobre una posible extensión. La portavoz de la Alianza, Oana Lungescu, señaló en que la misión Protector Unificado ha logrado "avances considerables".

"Nuestras operaciones tienen efectos visibles sobre el terreno", valoración que fue compartida por el Consejo de la Alianza que se reunió hoy y cuyos miembros confían en ver "más bien pronto que tarde" una solución a la crisis en Libia, indicó.

Llegada de helicópteros británicos y franceses

Bouchard también expresó su confianza en que la misión militar surta "pronto" el efecto deseado en el seno del régimen de Gadafi. "En última instancia la decisión de cuándo llegue ese momento depende del régimen de Gadafi", señaló.

Reino Unido aportará cuatro helicópteros Apache para las operaciones militares "En general hay señales de mejora y hoy Libia es un lugar mucho más seguro que antes del 31 de marzo", señaló, aunque reconoció que queda trabajo por delante, añadió el militar canadiense.

En este sentido, los ocho helicópteros que han aportado Francia y Reino Unido, permitirán enfocar los vehículos y otros objetivos militares con más precisión, explicó. Los helicópteros operarán bajo el mandato de la operación Protector Unificado y bajo el control de la OTAN, precisó Bouchard.