Viernes, 27 de Mayo de 2011

Obama y Sarkozy insisten en la caída del régimen de Gadafi

Ambos mandatarios se reunieron antes de la última sesión del G8 para evaluar la situación en Libia

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·27/05/2011 - 11:22h

AFP - El presidente de EEUU, Barack Obama, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se saludan en una rueda de prensa conjunta en Deauville.

EEUU y Francia han vuelto a insistir esta mañana en que la única solución al conflicto en Libia pasa por el abandono del dictaro Muamar Gadafi.

En una rueda de prensa conjunta antes de la celebración de la última reunión del G8 en Deauville, el presidente estadounidense, Barack Obama, y el francés, Nicolas Sarkozy, mostraron todo su respeto por las revueltas árabes. El G8 ha pactado una serie de créditos para Egipto y Túnez por un valor de 14.140 millones de euros.

"Compartimos el mismo análisis: Gadafi debe marcharse porque el pueblo libio tiene derecho a un futuro democrático", dijio Sarkozy en su comparecencia. Palabras que fueron acompañadas por un "estamos de acuerdo en que hemos logrado progresos en nuestra campaña en Libia, pero no se puede lograr el mandato de la ONU de proteger a los civiles mientras Gadafi permanezca en Libia, dirigiendo sus fuerzas a actos de agresión contra el pueblo libio", de Obama.

Rusia y su posición sobre Libia

El presidente francés mantuvo ayer otro encuentro bilateral con su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, para hablar de las diferencias sobre la intervención internacional en Libia. Moscú criticó en todo momento los bombardeos en suelo libio, pero esta semana acusó a la OTAn de estar violando lo pactado en la resolución 1973.

Sarkozy felicitó a Obama por pedir la vuelta a las fronteras de 1967 hablando de Oriente Medio

Sarkozy agradeció a Medvédev que se hubiera abstenido en el voto de aquella resolución en la ONU porque de no ser así, "Bengasi hubiera desaparecido del mapa por la locura mortífera de un hombre que había prometido una represión sin precedentes".

En sus declaraciones, Sarkozy también se refirió al conflitco en Oriente Medio diciendo que había felicitado a Obama por plantear la vuelta a las fronteras de 1967 durante su discurso del pasado día 19. Para el mandatario francés, se trató de "un discurso lúcido y valiente".

Noticias Relacionadas