Viernes, 27 de Mayo de 2011

Dos detenidos por muertes machistas en Córdoba y Sabadell

Las víctimas son el novio de la expareja de uno y la esposa del otro

V. P./O.L. FONSECA/AGENCIAS ·27/05/2011 - 09:10h

Ayer se conocieron dos nuevos casos de crímenes machistas. Un juez de Sabadell (Barcelona) ordenó el ingreso en prisión de Ricardo F. V., de 44 años, que había sido detenido el lunes como presunto autor del asesinato de su mujer, desaparecida desde el 14 de mayo y cuyo cuerpo no había sido encontrado al cierre de esta edición. Horas después, la Guardia Civil arrestaba en Alcaudete (Jaén) a Enrique A. P., de 45 años, acusado de la muerte a puñaladas en la noche del miércoles en Luque (Córdoba) del hombre que mantenía una relación sentimental con su expareja, en un crimen que recuerda la reciente tragedia de Degaña (Asturias).

El homicida de Córdoba tenía orden de alejamiento de su esposa en vigor

La investigación que permitió detener al primero de los presuntos agresores se inició después de que la familia de la mujer denunciase hace dos semanas que no tenía noticias de ella. Tras rastrear las zonas cercanas al municipio donde vivía, los Mossos localizaron su vehículo en un polígono industrial de Sabadell. Tanto en su interior como en la vivienda de la pareja, los agentes hallaron indicios de que la desaparecida podría haber sufrido una agresión. El marido, sobre el que no había denuncias pero sí sospechas de maltrato, fue detenido y, tras tomarle declaración, el juez ordenó su ingreso en prisión ayer.

El segundo crimen se registró cerca de la medianoche del miércoles en una gasolinera del municipio de Luque (Córdoba). El presunto homicida, que acumulaba numerosas denuncias por agresiones a su mujer desde 2007 y que tenía una orden de alejamiento en vigor desde junio de 2010, se enteró de que su esposa, de la que se estaba separando, tenía una cita con otro hombre y decidió seguirla.

Un informe destaca que la media de edad de las víctimas ha bajado cuatro años

Tras localizar su coche en una gasolinera, se apostó en las cercanías a la espera de su regreso. Cuando la pareja apareció sobre las 23.20 horas, Enrique salió de su escondite con una navaja y propinó tres puñaladas a la víctima. Tras el crimen, el agresor escapó a la carrera y telefoneó a uno de sus hijos para que le ayudara tras confesar lo que había hecho. La Guardia Civil le arrestó ayer por la tarde en Alcaudete (Jaén), donde residían los tres protagonistas del suceso. Por otro lado, el Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hizo público ayer su informe sobre víctimas mortales de la violencia de género 2010.

Las conclusiones del CGPJ

Según sus conclusiones, las víctimas cada vez son más jóvenes. Las fallecidas el año pasado tenían 41 años de media, cuatro años menos que el año anterior. Es uno de los datos más llamativos obtenidos por el Observatorio, cuya presidenta, Inmaculada Montalbán, destacó ayer que "demuestra que queda mucho por hacer en educación y aprendizaje de los jóvenes para evitar conductas y comportamientos machistas".

La estadística muestra otra cifra preocupante: siete de cada diez mujeres asesinadas en 2010 nunca denunciaron a su asesino. Es más, seis de cada diez víctimas mantenían vínculos afectivos con ellos. Montalbán recordó que los insultos y las amenazas ya son suficientes para denunciar, porque son una agresión. En 2010, la lacra machista arrebató la vida a 73 mujeres, un 32,7% más que en 2009 (55). También murieron cinco niños.

016: Teléfono de atención a las víctimas de malos tratos (llamada gratuita y no deja rastro en la factura)