Viernes, 27 de Mayo de 2011

El título de Roma en el espejo

Repaso a la final de 2009, cuyos aciertos y defectos emplea ahora Guardiola para preparar el duelo de mañana

RUT VILAR ·27/05/2011 - 08:20h

Domènech Torrent, Carles Planchart y Jordi Roura, los técnicos que siguen, graban y analizan a los rivales del Barcelona, han desmenuzado estos días una decena de partidos del Manchester United. Entre ellos, la victoria azulgrana en la final de Roma. "Hemos revisado unos siete u ocho fragmentos de esa final", revela Pep Guardiola. "Quiero mostrar al grupo las cosas que hicimos bien y las que no", añade el entrenador. El lunes, el de Santpedor empezó a descubrir a sus jugadores por dónde pasan las claves del duelo de Wembley.

"Hay cosas que modificar respecto a lo que preparamos hace dos años. Ambos equipos hacemos ahora cosas distintas", advierte Guardiola. "En Roma, por ejemplo, Rooney jugó por la izquierda, porque entonces en su equipo estaba Cristiano; ahora creo que lo hará en punta", detalla sobre el rival. Y en cuanto al Barça, prosigue: "En 2009, como no pudimos contar con Alves, jugó Puyol de lateral. Así que para nosotros tampoco es lo mismo".

La presión de los ingleses sorprendió al Barça: Valdés sacó más veces en largo que nunca

Lo cierto es que el conjunto catalán se plantó en el Olímpico romano con un once elaborado con encaje de bolillos. Sin Alves y Abidal (sancionados), ni Milito y Márquez (lesionados), Guardiola alineó a Touré como central. En la izquierda, situó a Sylvinho, que apenas había contado para el técnico durante el año. Iniesta jugó medio cojo en la medular "Vi recompensado el sufrimiento y el trabajo que hicimos en la última semana con esa final", asegura el manchego. Y en el ataque también Henry, andaba renqueante.

A los diez segundos de partido, Touré hizo una falta a Anderson perfecta para que Cristiano probara el lanzamiento directo. Valdés, brillante, rechazó el disparo del portugués y "Gerard [Piqué] llegó un segundo antes que Park al rechace", recuerda Guardiola. "Ahí está el deseo. La diferencia entre el que quiere ser campeón y el que no", incide. "El United salió muy fuerte", rememora el portero azulgrana.

"En la primera parte nos pasaron por encima", espeta el preparador. "No esperábamos que nos presionaran tan arriba", apunta el técnico. Y es que ese Barcelona no salía desde atrás de la presión tan bien como lo hace ahora. Así que Valdés y Piqué optaron por eliminar la primera línea del United con el pase en largo. Algo impensable en este momento.

"En la primera parte, a pesar del gol de Etoo, nos pasaron por encima", conviene Guardiola

"Pep es a veces muy exigente tercia Xavi entre risas. Yo tengo la percepción de que a partir del minuto 15 fuimos muy superiores", insiste. "El gol de Samu nos dio mucha tranquilidad; cuando en una final te adelantas en el marcador, es un punto de inflexión", explica. "El gol de Etoo puso las cosas mejor para el Barça", conviene Villa, que siguió la final desde la distancia, porque todavía no vestía la camiseta azulgrana.

Los protagonistas de aquella final coinciden en la trascendencia del tanto del camerunés, que marcó apenas disputados diez minutos de partido. "Después de encajar el primer gol, creo que nos faltó concentración", reconoce Alex Ferguson, entrenador de los ingleses. "Para nosotros, la posesión del balón es determinante y, excepto esos minutos del principio, en Roma tuvimos el control de la pelota. Apenas perdimos balones", cuenta Xavi como si el partido se hubiese disputado ayer. Apasionado del juego, al volante le fascina hablar de fútbol. En 2009, el de Terrassa fue designado mejor jugador de la final.

La medular, obsesión de Ferguson

Ferguson advierte de que este Barça es "más maduro" que el que les ganó en el Olímpico

En Roma, el segundo tiempo fue "un vendaval azulgrana", resume Villa. "Con Messi [que marcó el segundo tanto] incrustado en el medio campo, nos confundimos un poco", admite Ferguson. Y concluye: "Ahora la clave pasa por encontrar el equilibrio entre atacar y defender".

e_SDLqSupongo que Ferguson, que es gato viejo, pondrá a un jugador más en el medio campo [en 2009 jugó con Carrick y Anderson] para complicarnos las cosas. Nosotros siempre buscamos esa superioridad atrás o en la medular. Cuanto más cerca del área rival, mejor", especula Xavi. "La clave es que vuele la pelota", indica su entrenador.

"Nos conocemos mucho ambos equipos, así que nos quedan pocos secretos: más que la fórmula, quizás la alineación de los jugadores. La forma de jugar no hay tiempo para cambiarla", asegura Guardiola. En este sentido, los técnicos del Barcelona todavía mantienen alguna duda. "Si juegan Rooney o Chicharito", apunta Pep. O incluso si al final lo hacen ambos.

"Pueden meter a Rooney entre líneas y a Chicharito delante para fijar a los delanteros. Rooney es su jugador referencia", cavila Xavi. "Ferguson tiene jugadores para hacer dos onces distintos igual de competitivos", lanza Guardiola. Sacrificado en la final de 2009 para que delante luciera Cristiano, esta vez nadie se imagina a Rooney jugando en la banda.

"Cristiano te da cosas a nivel individual y también te las quita", valora Xavi. "Defensivamente, por ejemplo, no trabaja tanto como Rooney o Park. Es lo único que varía esta vez respecto al duelo de Roma. El United es un equipo muy trabajado, donde todos se implican. Un equipazo", abunda el centrocampista.

"Han cambiado sólo pequeños detalles, son un bloque que lleva muchos años juntos y eso le hace muy peligroso", añade Villa. "Me imagino a mi equipo habiendo perdido una final y tener otra oportunidad dos años después contra el mismo rival. Mi equipo sería seguro muy competitivo", agrega el entrenador azulgrana.

En defensa, lo más probable es que el United juegue con Ferdinand y Vidic, los centrales que ya disputaron la final de Roma. "Son defensas muy fuertes y rocosos, pero, como nosotros no jugamos con un delantero centro al uso, podemos crearles problemas", conviene Villa.

Con el duelo en capilla, la alineación del Barcelona presenta menos dudas que la de su rival. Básicamente debe decidir Guardiola en la zaga, donde Puyol, Mascherano y Abidal parece que se juegan dos plazas. "Creo que ahora el Barça es un equipo más maduro que en 2009", destaca Ferguson.

Guardiola no escatima elogios hacia el técnico escocés. "Envidio su pelo", bromea. Y ya más en serio, señala: "Me gustaría tener la fuerza y convicción que le dan esa autoridad moral para hacer lo que hace año tras año: estar en un equipo que lo gana todo. En un club en el que se le van jugadores, pone a nuevos, los hace grandes, ganan, se le van y vuelve a empezar", explica con devoción.

"Él ha vendido a Cristiano Ronaldo y el United sigue ganando. Es como si nosotros vendiéramos a Messiy siguiéramos ganando", insiste, admirado, el de Santpedor. Y concluye: "Ferguson demuestra que el club está por encima de todo".