Viernes, 27 de Mayo de 2011

El crecimiento de los desahucios se frena por el colapso judicial

En 2010, las entidades realizaron 317 ejecuciones hipotecarias más que en 2009. En los dos años anteriores, los embargos habían crecido un 259%

FERNANDO VICENTE ·27/05/2011 - 08:30h

La situación ha evolucionado muy bruscamente en los desahucios hipotecarios judiciales. Hace poco más de un año, siendo ya un problema de una extrema gravedad social, apenas si aparecía en las noticias. Si lo hacía, era para contar casos referidos a inmigrantes en programas con el apellido "Directo". Entonces, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a esas alturas del año ya había acumulados 27.600 casos, un 18% más que en marzo de 2009. La cifra venía creciendo de forma constante, además, desde 2008. A analistas, asociaciones de usuarios y sindicatos les costaba que se hiciera visible en las agendas, a pesar de que, con crecimientos del 126 y 60% en dos años, más de 150.000 familias se habían quedado sin casa o estaban a punto de perderla.

En diciembre, en cambio, la cifra total del año 2010 quedaba cerrada en 93.602, lo que supone sólo 317 (0,3%) familias más que todo el año 2009. Y, sin embargo, es ahora cuando más presencia social tiene el problema. Ya está en todos los medios, siguiendo la subcomisión parlamentaria creada para buscar respuestas o también las reivindicaciones del Movimiento 15-M. ¿Ha influido está mayor movilización en el parón de las ejecuciones hipotecarias?

Los bancos también han ralentizado los procesos para no tener tanto ladrillo

La causa de que no siga creciendo (aunque la cifra sigue siendo descomunal para un solo año) es doble, según Fernando Herrero, secretario general de Adicae, asociación de usuarios bancarios: la ralentización de los procedimientos judiciales por la saturación generada por la avalancha y "también la ralentización de los procedimientos de los bancos". En la primera, el presidente de Adicae, Manuel Pardos, sí ve una influencia de la presión social generada por la mayor visibilidad del problema en las conciencias de los jueces: "Aunque ellos no sean los culpables, ven la legislación que tienen que aplicar".

Evitar más inmuebles

En cuanto a los bancos, tras la disminución de sus ritmos, los expertos ven claramente el interés de prevenir daños en sus balances y cuentas de resultados, muy estresadas con la absorción de los inmuebles ya ejecutados, más que una política consciente de ablandamiento ante la magnitud social del problema. En Adicae, Pardos alerta de que lo que pudiera parecer un respiro de tiempo para los deudores "a lo mejor no lo es tanto", ya que en algunos casos lo que se ahorra en los casos de dación en pago (en los que el banco se queda el inmueble y salda la deuda) son los costes judiciales, que son ampliamente superados por los intereses bancarios. Adicae aboga por la seguridad jurídica frente a la negociación directa deudor acreedor, ya que "al menos los jueces podrán velar por rebajarlos si son abusivos".

Los expertos prevén que volverán a dispararse las ejecuciones en 2011

Hay un problema de detalle. El CGPJ desglosa las cifras por procedimientos de desahucio que se inician por un lado y por procedimientos monitorios iniciados por otro (afectan a todas las demás deudas financieras impagadas, como las letras). En cambio, los embargos, es decir las ejecuciones ya realizadas, los proporciona sin distinguir entre inmuebles u otros bienes. Aún así, estos también han descendido con respecto a 2009 un 17%: 146.000 frente a 176.000. No así los procedimientos monitorios, que crecieron hasta cerrar 2010 con 895.000 casos, un 4,5% más.

Así que, dado que "lo habitual es que se deje de pagar la lavadora como paso previo al incumplimiento de la hipoteca", dice Fernando Herrero, las previsiones de la asociación son que en 2011 volverán los crecimientos y "el número de ejecuciones hipotecarias superará las 123.000". Sumadas a las cerca de 250.000 desde 2008 y a las 100.000 familias que, según los cálculos de Adicae, se han quedado sin casa tras negociar directamente una dación en pago con el banco, parece improbable que la devolución de las llaves como saldo total de la deuda desaparezca de las reivindicaciones sociales.

En cualquier caso, la reivindicación de resolver el impago de hipotecas con la introducción de lo que los anglosajones llaman el "ruido de llaves", en referencia al tintineo de las del cliente que entra en el banco con intención de dejarlas encima de la mesa y dar por saldada su deuda, sigue ganando adeptos. Hasta el punto de que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, intentó hacer campaña con ello. Pero choca con un lobby bancario muy poderoso que advierte sobre cómo se encarecían los créditos.

De hecho, la patronal de banca (AEB) remitió una carta al Gobierno en la que advertía de que la dación en pago elevaría sustancialmente el precio de los créditos y les obligaría a pedir más garantías en la concesión de cada hipoteca, lo que inevitablemente reduciría la concesión de algunas. Previamente, tanto PSOE como PP rechazaron una iniciativa en el Congreso para aprobar esta posibilidad.

La hipotecas subirán 67 euros en mayo

El euríbor va camino de dar un nuevo disgusto a los hipotecados. Con los datos disponibles hasta ahora, y a falta de tres sesiones de cotización en mayo, el indicador de referencia para calcular el precio de las hipotecas terminará el mes en el 2,15%. Esto significa que, en caso de revisión anual, una hipoteca media de 150.000 euros a 26 años y con un diferencial de 0,5 puntos pagará algo más de 67 euros más al mes (804 euros más al año).

Esta subida no es una excepción, según los expertos consultados por ‘Público', la tendencia alcista va a continuar. "El Banco Central Europeo volverá a subir tipos antes de final de año y eso va a llevar al euríbor a cerrar 2011 al menos en el 2,5% o el 3%", asegura Jordi Fabregat, profesor de Finanzas de la escuela de negocios ESADE. "La gente debe ser muy prudente en sus cálculos, ya que la tendencia, también a largo plazo, es que este indicador siga subiendo", advierte Fabregat. Eso sí, descarta que vuelva a niveles del 5%.  // P. B.