Viernes, 27 de Mayo de 2011

"Seguimos aquí, luchando por los derechos de todos"

Los acampados de la Puerta del Sol ratificarán hoy el consenso de mínimos

PAULA DÍAZ ·27/05/2011 - 08:20h

La Puerta del Sol, hoy. fernando sánchez

La reforma de la Ley Electoral, la lucha contra la corrupción, la separación de poderes y la creación de mecanismos de control ciudadano para poder exigir, de manera efectiva, responsabilidades políticas son los cuatro puntos de debate en los que trabajan, desde ayer, las distintas comisiones de la Puerta del Sol. El objetivo es dar cuerpo al movimiento del 15-M y definir las claves de un manifiesto que contenga "una reclamación común para los poderes públicos", explicó ayer uno de los portavoces autodenominado Dante. El documento con el denominado "consenso de mínimos" será ratificado esta tarde en la asamblea general de la acampada, aunque los indignados de Madrid pretenden extender el acuerdo a todas las ciudades de España para que el futuro manifiesto sea "una voz unánime", aclaró.

Mientras todos los acampados trabajan en llegar a un acuerdo común, otros grupos de indignados acuden a Sol para actuar de manera independiente. Ayer, poco más de medio centenar de personas se dirigió al Congreso de los Diputados para protestar por la reforma de las pensiones. Los gritos y cánticos de las pasadas manifestaciones volvieron a escucharse y tampoco faltaban los carteles con mensajes de "las pensiones no se tocan". Un amplio cordón policial impidió el acceso de los manifestantes a la puerta principal del Congreso, lo que suscitó las protestas de algunos de los que presenciaron el acto.

Aunque la página web oficial de la acampada (madrid.tomalaplaza.net) había anunciado una concentración para "reflexionar" sobre ese tema, la megafonía principal y los portavoces se apresuraron a desmentir cualquier vinculación con los manifestantes del Congreso. Y es que el acuerdo "tácito" que les permite continuar en Sol implica no crear problemas. El acto espontáneo, sin embargo, fue pacífico y apenas duró más de media hora.

Mientras, en la plaza continuaban las actuaciones, las asambleas y talleres de las diferentes comisiones y grupos de trabajo y los viandantes hacían cola frente a un micrófono habilitado en una de las fuentes para dejar su voz en Sol. Frente a la estatua del oso y el madroño, además, una plataforma de lucha contra la impunidad del franquismo celebraba su reunión semanal de todos los jueves. "Queremos justicia, queremos memoria", reclamaban. "Luchamos contra los crímenes del franquismo porque todavía quedan muchas fosas por abrir", aclaró José Martínez, de 77 años.

Por otro lado, los comerciantes de la zona, que ya llevan varios días lamentando las pérdidas sufridas, según aseguran, por culpa de la acampada, anunciaron ayer que tomarán medidas si los indignados no se van. La Confederación de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y Servicios de la Comunidad, Cecoma, amenazó con convocar una manifestación si no se disuelve la acampada, informa Efe.

"Si seguimos aquí es porque estamos luchando por los derechos de todos, también por los de los comerciantes", alegó, por parte de la acampada, una de las portavoces que se identifica como Nerea. "Sentimos mucho las molestias que hayamos podido causarles pero no vamos en su contra", añadió. Asimismo, también aseguró que la intención del movimiento es "mejorar la convivencia y la comunicación con ellos".

En Santiago, el Movimiento 15-M ya ha dado uno de los primeros quebraderos de cabeza al futuro alcalde de la ciudad, Gerardo Conde Roa, (PP). En una rueda de prensa celebrada ayer, admitió que ya ha hablado con el delegado del Gobierno, y se refirió a la acampada de la capital gallega como "el campamento de ocupas" en que, a su juicio, se ha convertido la protesta en la plaza del Obradoiro. "Se tiene que acabar" para no perjudicar al turismo, manifestó. "No podemos tener este espectáculo en elObradoiro", añadió después.

Noticias Relacionadas