Viernes, 27 de Mayo de 2011

"'La Piedad' enfrenta los valores humanos al capitalismo"

Jan Fabre, artista. Su última exposición, ‘Sueño compasivo', siembra la polémica en la 54ª Bienal de Venecia al esculpir una calavera en el rostro de la Virgen

PAULA CORROTO ·27/05/2011 - 08:20h

El artista belga Jan Fabre se encuentra estos días en Venecia preparando su nueva muestra para la Bienal de Arte. Barbara Zanon / Getty Images

Jan Fabre (Amberes, 1958) te pide silencio nada más entrar en la Escuela de Santa María de la Misericordia, en Venecia. Te exige también que te coloques una especie de pantuflas encima de las botas "para recrear un rito espiritual", recalca. El artista y coreógrafo estrenará en Madrid el próximo 3 de junio la obra Preparatio Mortis desea que el espectador "sienta al máximo" la espiritualidad de su última exposición, Sueño compasivo. Piedad V, que se inaugurará el próximo 1 de junio en la 54ª Bienal de Arte de Venecia. Para ello, solicita que observes bien los cuatro cerebros esculpidos en mármol de Carrara de los que sobresalen cruces, escarabajos y mariposas. Y que no te pierdas su creación final: la Piedad de Miguel Ángel con rostro de calavera. Una alegoría, según él, del pasado, del presente y de nuestro futuro. Un abrazo también a la tradición de la pintura flamenca y de El Bosco, el creador de El jardín de las delicias. "Es el artista más vanguardista que podemos encontrar en la actualidad", afirma.

Esta Piedad' con un rostro de calavera va a herir ciertas sensibilidades.

No, no. Yo lo que quiero es que el espectador abra su mente y que piense un poco en la carencia de espiritualidad que tenemos ahora en nuestra sociedad. Es cierto que hay una referencia a las religiones, pero para mí tiene que ver más con un estado espiritual.

Aunque no es una crítica a la religión, ¿no cree que algunos católicos pueden sentirse ofendidos?

Esta no es una exposición anticatólica. Es un reflejo de la religión entendida en un sentido positivo. Jesucristo es la figura que ha dado lugar a muchos de los movimientos que han cambiado la cara de este mundo y muchas de sus ideas. Jesucristo fue un hombre muy compasivo, y además, en el mundo del arte, es el primer cuerpo físico y erótico. Por tanto, Cristo, en un sentido físico y filosófico, me parece una figura muy importante. Es el modelo de la compasión y de la empatía.

"El arte es muy cínico, porque usa las herramientas del capitalismo"

Y estamos en un mundo que está perdiendo esa compasión.

¡Desde luego! Vivimos en una sociedad muy cínica. No hay más que verlo en el mundo del arte. Es también bastante cínico. Pero lo que yo hago es completamente diferente. Ahora se hace un arte muy cínico, porque los artistas utilizan las mismas herramientas, los mismos medios que usa el capitalismo. Por tanto, esta exposición está totalmente a la contra del arte que se hace en la actualidad. Es una exposición que enfrenta los valores humanos a los del capitalismo.

¿Reniega usted de herramientas comoel videoarte?

"Creo que no estamos en una crisis económica, sino de espíritu"

Yo he utilizado mucho el celuloide. Sobre todo a finales de los setenta y en los ochenta. Pero me gusta esa idea de que el proceso de creación lleve su tiempo. Por eso nunca he utilizado el vídeo. Me gusta el material artesanal, el trabajo que hace el artesano, por eso trabajo con mármol de Carrara. Yo creo en el potencial físico y erótico de los materiales. Cuando tocas esos cerebros, por ejemplo. Pero el vídeo es algo demasiado virtual. Está demasiado lejos de la fisicidad que busco. Lo que yo quiero es crear experiencias físicas. El cuerpo humano esimportante.

¿La mirada al hombre es lo que necesitamos en estos tiempos de crisis?

Mi trabajo siempre está en el lado de lo humano. Creo que no tenemos una crisis económica, sino espiritual. Y es una crisis espiritual que está en pleno ascenso, además. Por eso creo que hay que volver a los valores y la vulnerabilidad del cuerpo humano.

"Mi relación con la muerte cambió tras salir dos veces de un coma"

¿Ese es también el significado de los insectos que aparecen prácticamente en todas sus obras artísticas?

Sí. Yo soy un entomólogo amateur, pero mi abuelo escribió importantes obras sobre la entomología. Y estas obras fueron una gran influencia para mí cuando era adolescente. Los insectos, los escarabajos, son como el hardware de este mundo. En ellos está toda la memoria de la vida de este planeta. Y son como los radares de la humanidad. Ellos son el ejemplo de la metamorfosis, del cambio. Y además, hay muchas pinturas en las que puedes ver escarabajos que representan el puente entre la vida y la muerte.

Precisamente, usted suele partir de la tradición. ¿Qué espera de ella?

Mi mayor influencia es la pintura flamenca: El Bosco, Van Eyck, Van Dyck... Lo que busco en ellos es recuperar los valores que representan y que nosotros hemos olvidado. Por ejemplo, el símbolo del pelícano con ese pico que le sirve para transportar agua y comida, es una metáfora de Jesucristo, lo que ocurre es que ahora casi nadie se acuerda ya. Intento reinstaurar los valores de esos símbolos con mi arte.

Uno de los símbolos con el que trabaja es la muerte. Ha estado dos veces en coma y parece que se ha convertido en una obsesión.

Sí, las dos veces que he estado en coma han marcado mi trabajo. Por eso, todo mi trabajo trata de esos estados post mórtem que llegué a vivir. Pero lo que he aceptado es que la muerte es una forma decelebrar la vida.

¿Guarda recuerdos del tiempo que estuvo en coma?

No. Nada. Una vez estuve nueve días, y la otra vez, cinco días. Pero no recuerdo nada. Desde luego, han tenido una tremenda influencia en mi vida, sobre todo a la hora de volverme más positivo. Todo se convierte en increíble. Creo que han servido para abrir mi mente en mi trabajo. Me despertaron y han hecho de mi vida algo más intenso yprofundo.

Aparte de sus experiencias, muchos artistas también recrean la muerte. ¿Se crea mejor desde la oscuridad? ¿Le inspira más?

No. Esto sucede porque yo soy un artista flamenco. Y es el arte flamenco, por ejemplo, donde aparecen las Danzas de la Muerte. La muerte forma parte del ciclo de la vida. Es así. En las pinturas de Van Eyck, por ejemplo, la muerte está bailando en un carnaval. Y en este sentido hay una conexión muy grande entre el arte flamenco y el arte español, las metáforas son muy parecidas.

En sus obras de teatro trabaja con la muerte. En Madrid estrena Preparatio Mortis' el 3 de junio.

Es una coreografía que creé para mi compañera Annabel Chambon, bailarina de mi compañía, como regalo de cumpleaños. Es un ritual del alma individual. Es como una flor que sale a la vida y luego vuelve adentro. Es una danza ritual con mariposas, incluso. Preparatio Mortis bebe bastante también de esta exposición.

¿Le preocupa especialmente la muerte en este momento de su vida?

Mi trabajo es siempre un proceso de metamorfosis. Pero no pienso que camine hacia la oscuridad. Cuando aceptas que la muerte es algo natural, entonces puedes celebrar la vida.

En Venecia también tiene otra exposición compartida con otros artistas en la que ha trabajado con el cristal. ¿Una nueva alegoría?

Sí, son intestinos hechos de cristal, con tortugas también. Creo que un artista no tiene que explicarlo todo. El espectador tiene que estar abierto a la imaginación, a su parte más irracional, porque la irracionalidad es un tipo desentimiento anarquista de la imaginación.

Y después de esto, ¿con qué nos va sorprender?

Ahora estoy con la gira de Prometeo y trabajando en una nueva y gran producción con mi compañía en Bélgica. Se llama The Holy Gangsters. Es una combinación entre las escrituras sagradas y el mundo del ganster.

Noticias Relacionadas