Viernes, 27 de Mayo de 2011

"No se dan las circunstancias para dar un paso al frente"

Juan Fernando López Aguilar, eurodiputado del PSOE. Considera que debatir no es un indicio de división en el partido

CAROLINA MARTÍN ·27/05/2011 - 08:20h

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar. D. pozo

Tras el anuncio de Carme Chacón, algunos dirigentes socialistas miran de reojo a Juan Fernando López Aguilar (Las Palmas, 1961) como posible alternativa. El europarlamentario no esconde su desazón en estos días "durísimos" para el PSOE y la socialdemocracia.

¿Qué le parece el paso que ha dado Carme Chacón?

Debe reconocérsele la generosidad de primar el interés del partido por encima de todo. Es consciente, como lo somos muchos, de que el PSOE atraviesa la situación más difícil de los últimos 30 años. La socialdemocracia está siendo asediada en Europa y en España. Al PSOE le toca además producir un relevo en la candidatura a la Presidencia, manteniendo la determinación de Zapatero de agotar la legislatura. No es tarea fácil.

¿El anuncio facilita esa tarea?

Lo que hemos vivido en las últimas horas, con propuestas que podían cuestionar la determinación del presidente, explica la decisión de Carme.

"Me propongo contribuir al debate de ideas y propuestas"

¿Se refiere a la propuesta de un congreso?

Me reafirmo en que las primarias son un procedimiento contemplado en los estatutos que permite el objetivo que planteaban quienes postulaban un congreso. Sucede, sin embargo, que un congreso es incompatible con el calendario político y legislativo fijado por el presidente. Espero que la decisión de Carme nos ayude a concentrarnos en ayudarle a él y al candidato o candidata.

¿Las primarias entre dos candidatos ponen en riesgo la unidad del PSOE?

No lo creo. La belleza de las primarias reside en que el voto del último militante vale lo mismo que el del secretario de organización o el de Zapatero.

¿Son igual de bellas sólo con un candidato?

Son igual de bellas con dos candidatos que con uno. A nadie le pueden obligar a ofrecerse a liderar el PSOE. Pero a quien lo haga habrá que reconocérselo. Evidentemente, las primarias marcan la diferencia con la derecha y su práctica del dedazo, y estimulan la participación. Abren la posibilidad de que cada compañero se movilice.

Bueno, pero habrá quien considere que esto no es democrático.

Nuestro procedimiento democrático es impecable, pero a nadie se le puede obligar a ser candidato.

¿Y se puede obligar a alguien a no presentarse?

La compañera ha estimado mejor para el partido dar un paso atrás a la vista de las complicaciones innegables. Es fundamental que, ante estas dificultades, no intentemos escamotear la severidad de esta situación. Tenemos la responsabilidad de superarla, pensando primero, y reaccionando. No creo que debatir sea ningún indicio de división; reflexionar y debatir son el preludio obligatorio del relanzamiento del proyecto.

Cree que se presentará alguien más?

No lo creo, pero no lo descarto.

¿La ausencia de aspirante le anima a replantearse la decisión de no presentarse a las primarias?

Creo que ahora no se dan las circunstancias para dar un paso al frente. Después de la decisión de Carme, es principal aportar y contribuir con la voluntad individual y colectiva, primando el interés general del partido a ningún otro. Me propongo contribuir al debate de ideas y de propuestas a lo que será el relanzamiento de este partido, coherente con la página de la historia de España que ha escrito el PSOE bajo el liderazgo de Zapatero.

¿Cómo ve ese proyecto de futuro?

Al PSOE le falta formular con convicción la certidumbre de que estamos ante un tiempo nuevo en el que ya no volveremos a prometer a nuestros electores consumo, endeudamiento o urbanismo insostenible.

¿Ve a Rubalcaba liderando este tiempo nuevo?

Si es la persona que recibe el respaldo mayoritario del PSOE, será el candidato de todos, un compañero respetado, querido, reconocido por una hoja de servicios que es larga.

Noticias Relacionadas