Miércoles, 16 de Enero de 2008

La Academia de Cine estudia retirar la candidatura al Goya de la canción "Happy Chueca"

EFE ·16/01/2008 - 20:22h

EFE - El director de la película "Chuecatown", Juan Flanh y las actrices Rosa María Sardá, Mariola Fuentes y Concha Velasco en agosto pasado durante la presentación de la película en Madrid.

La Academia de Cine de España estudia si el tema "Happy Chueca", extraído de la película "Chuecatown" de Juan Flahn, cumple los requisitos para optar al premio Goya a la mejor canción original y, si no los cumpliera, tal y como reconoce uno de sus intérpretes, sería retirada de la lista de candidatos.

"Happy Chueca", cuya autoría está registrada bajo el nombre de Vitaliano de la Cruz, no se creó expresamente para la película en la que aparece, por lo que no cumple el artículo número 13 del reglamento de la Academia, confirmó a Efe Luis Escobar, uno de los integrantes del dúo Diossa y Malyzzia, encargado de interpretar esta canción.

Por eso, la Academia estudia en estos momentos retirar la candidatura, según confirmó a Efe un portavoz de la misma, tal y como ocurrió en diciembre con las canciones "Esa luz", de la película "Mataharis", y "Gloomy Sunday", de "La caja Kovak", que se quedaron sin candidatura por la misma razón.

En un principio, algunas versiones anteriores, "con una producción mucho más deficiente", de "Happy Chueca" han servido como uno de los himnos de la celebración del Orgullo Gay desde el año 2004, explicó Escobar, quien reconoció haber participado el pasado verano de 2006 en un concurso veraniego organizado por el programa "TNT" de Telecinco con esta creación musical, de la que además se realizó un videoclip en 2005 que lleva colgado desde hace más de un año en Internet.

Escobar, que defiende que el dúo Diossa y Malyzzia es sólo intérprete del tema nominado al Goya "sin obtener lucro alguno" por ello, considera que en esta ocasión "se ha incumplido la normativa tanto o más que en los dos casos anteriores", y que la historia de esta canción ha pasado de forma inesperada de "anécdota mamarracha" a candidata al galardón de la Academia.