Jueves, 26 de Mayo de 2011

La defensa de Strauss-Kahn dice que puede desacreditar a la denunciante

EFE ·26/05/2011 - 16:10h

EFE - En la imagen, el ex director gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn. EFE/Archivo

La defensa del exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn afirma que posee información que puede "minar gravemente" la credibilidad de la mujer que le acusó de agresión sexual, y pidió al juez del caso que frene las filtraciones del proceso a la prensa que atribuye a la Policía de Nueva York.

Así lo informa hoy el diario The New York Post, que se hace eco de una carta de los abogados William Taylor y Benjamin Brafman dirigida a la fiscalía y al juez que instruye el caso contra DSK, quien está acusado formalmente de siete cargos por abuso sexual e intento de violación de una empleada del lujoso hotel neoyorquino en que se alojó a mediados de mayo, una mujer guineana de 32 años.

"Si intentásemos alimentar indebidamente esta histeria mediática, nosotros podríamos publicar información sustancial que en nuestra opinión socavaría seriamente la calidad de este proceso y también minaría gravemente la credibilidad de la demandante", afirma la misiva, según el diario neoyorquino.

En esa carta, en la que en ningún momento se detalla de qué información se trata, los abogados defensores denuncian la filtración de datos y detalles sobre el proceso a la prensa, que atribuyen al propio cuerpo de Policía neoyorquina.

"Expresamos nuestra preocupación por la continua filtración de información relacionada con este proceso que se ha publicado en los medios locales y nacionales desde la detención de Strauss-Kahn el pasado 14 mayo", dice la misiva según el diario.

En ella se añade: "Todos los datos filtrados se han atribuido a fuentes del Departamento de Policía de Nueva York".

Los abogados critican que se diera a conocer a los medios que los servicios de investigación forense de Nueva York hallaron restos de ADN del exdirector gerente del FMI, de 62 años, en la blusa de la mujer que le ha denunciado.

"Pedimos que se utilicen todos los recursos necesarios y apropiados para frenar inmediatamente más filtraciones", pide la defensa de Strauss-Kahn, cuya próxima vista ante el juez Michael Obus será el 6 de junio.

Hasta entonces el economista y político francés permanecerá bajo arresto domiciliario en una casa de lujo valorada en 14 millones de dólares y con un alquiler de más de 50.000 dólares al mes situada en el barrio neoyorquino de TriBeCa.

El exministro, que pasó cuatro días en la cárcel neoyorquina de Rikers Island, permanece en ese lujoso domicilio, lleva una pulsera electrónica y está bajo vigilancia las 24 horas del día por una empresa de seguridad.

Los gastos de seguridad que conlleva su arresto domiciliario se han evaluado en torno a 200.000 dólares al mes, que son costeados por su esposa, la millonaria periodista franco-estadounidense Anne Sinclair.