Jueves, 26 de Mayo de 2011

La UE culpa a los pepinos españoles de un brote infeccioso

Cuatro muertes en Alemania y cientos de enfermos en Europa por la bacteria E. coli'

VANESSA PI / PATRICIA BAELO ·26/05/2011 - 20:34h

Un cuchillo cortando un pepino de origen español en Düsseldorf (Alemania).- Martin Gerten (EFE)

Los pepinos de origen español están desde ayer bajo sospecha en Europa. La Red de Alerta Alimentaria Comunitaria comunicó que partidas de pepinos de dos empresas españolas, de Almería y Málaga, y de otra holandesa, pueden estar implicadas en el brote infeccioso de una variante de la bacteria Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC) que afecta sobre todo a Alemania, pero que ayer empezaba a extenderse también por Dinamarca, Suecia, Reino Unido y Holanda.

La situación más grave se da en Alemania, donde al cierre de esta edición se habían registrado cuatro muertes. Además, el número de infectados pasó de 140 el miércoles por la mañana a 600 ayer por la tarde. Entre ellos había más de 200 casos de síndrome urémico hemolítico, una complicación grave causada por la bacteria que cursa con insuficiencia renal y es capaz de causar la muerte.

Una de las empresas bajo sospecha dice que un lote cayó al suelo en Alemania

Las primeras evidencias sobre los pepinos españoles surgieron de las pruebas realizadas por el Instituto de Higiene de Hamburgo, que fueron confirmados ayer por la senadora de Salud de esa ciudad-estado, Cornelia Prüfer-Storcks. "Hemos hallado tres pepinos españoles con EHEC", aseguró a Público Rico Schmidt, portavoz del departamento de Sanidad de Hamburgo. Alemania examinaba un tercer lote de pepinos, originarios de Holanda, para comprobar si contenían la bacteria detectada en los afectados. Tampoco se descarta que haya otros alimentos infectados. "Estamos realizando una búsqueda muy amplia. Pero los análisis de las muestras tardan unas 36 horas en dar resultados", explicó Schmidt.

Una mutación rara

En la Clínica Universitaria de Münster identificaron la cepa de la bacteria como la variante 0104H4, mutación poco frecuente de la Escherichia coli, resistente a antibióticos de amplio espectro y que afecta sobre todo a mujeres.

El brote se había extendido hasta ayer a cinco países europeos

No obstante, queda por averiguar la vía de transmisión y si la cepa presenta otras mutaciones, responsables de su elevada virulencia. Lo que sí se conocen son sus efectos: diarreas acuosas y en ocasiones sangrantes, dolor estomacal, vómitos, y en casos extremos incluso el citado síndrome urémico hemolítico. Hasta ayer había en Alemania cuatro muertes, según Reuters.Tres de ellas eran mujeres de 24, 83 y 89 años.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) informó de que el brote se había propagado por otros cuatro países: Reino Unido (tres casos de infección), Suecia (diez), Holanda (uno) y Dinamarca (cuatro). La CE transmitió esta información a través de su Sistema de Alerta Rápida de Alimentos y Piensos. Incluso podría declararse en toda Europa un nivel de alarma 1, dijo el presidente del Comité de Seguridad Alimentaria del Parlamento alemán, Jo Leinen, al diario Neue Osnabrücker Zeitung.

La versión de la empresa

El abono natural puede ser el origen de la proliferación de la bacteria

Richard Soepelberg, comercial de Frunet Bio, una de las empresas españolas bajo sospecha, con sede en Málaga, explicó anoche a Público que enviaron un solo palé con 2.160 pepinos al sur de Alemania el 12 de mayo. Cuatro días después, el receptor les comunicó que la mercancía había caído al suelo y que se habían intentado recuperar el máximo de pepinos. La empresa no había recibido ayer comunicación oficial por parte de las autoridades sanitarias alemanas ni españolas confirmando que su mercancía está infectada.

El Ministerio de Sanidad español conoció la noticia a través de los medios, no del Gobierno alemán. Enseguida transmitió la información a las autonomías, que descartaron infectados en España.

Por la noche, Sanidad emitió un comunicado en el que destacó que Alemania no ha aclarado "si el origen del problema puede estar en el proceso de manipulación de esta hortaliza". Las investigaciones en Alemania apuntan a la agricultura biológica como la causa, ya que se abona con excrementos de animales, donde habitan las bacterias. Fuentes del departamento explicaron que en Alemania no suelen lavar ni pelar los pepinos antes de consumirlos.

La Junta de Andalucía inició una investigación de las empresas afectadas. Por su parte, el secretario de Medio Rural, Josep Puxeu, pidió prudencia y que no se impute a todo un sector. España exportó 140.000 toneladas de pepino a Alemania en 2010.

Noticias Relacionadas