Jueves, 26 de Mayo de 2011

Prejubilados andaluces presionan a la Junta para cobrar sus pólizas

Sindicatos y afectados reclaman el pago al gobierno andaluz tras el quiebre de la aseguradora Apra Leven

FRAN GRIMALDI ·26/05/2011 - 19:12h

Prejubilados afectados por el impago de sus pólizas se han encerrado en la dirección general de empleo de la Junta de Andalucía para exigir un compromiso de pago. EFE

Más de doscientos prejubilados andaluces de empresas afectadas por ERE se encerraron ayer por la mañana en la sede de la Dirección General de Trabajo de la Junta de Andalucía, en Sevilla, como medida de presión para exigir los pagos de sus pólizas, ya que llevan desde enero sin cobrar sus prejubilaciones, lo que llega a sumar en algunos casos hasta 12.000 euros, según los propios manifestantes.

Los afectados convocados, procedentes de varios puntos de Andalucía, tenían su póliza gestionada por la compañía belga Apra Leven, que se encuentra en situación de quiebra desde el año pasado. Esta aseguradora no estaba adscrita al Consorcio de Seguros español, por lo que éste no se hace cargo de esas pólizas. Sindicatos y prejubilados coinciden en que es la propia Junta quien tiene que gestionar estas pólizas y otorgar su pago ya que, como declaran desde CCOO "Apra Leven quebró porque la Junta de Andalucía tenía una deuda millonaria con ella".

El Sindicato Provincial de Industrias, Textil, Piel, Químicas y Afines de CCOO de Sevilla (Fiteqa) había acordado esta mañana una reunión con Daniel Alberto Rivera, director general de trabajo. Sin embargo, tras más de media hora de espera, Rivera anunció que no se reuniría con ellos "tras esas condiciones", en referencia a la asamblea que los prejubilados organizaron en las inmediaciones de su despacho. Tras la negación de Rivera de reunirse, los prejubilados y los sindicatos acordaron encerrarse en la sede hasta "cobrar o tener una fecha exacta de cobro".

Defensa de la Junta

Desde la Consejería de Empleo se ciñen a la versión dada el pasado martes por la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, que garantizó que estaban resueltos unos 4.000 casos de impagos a prejubilados de ERE financiados por la Junta. Sin embargo, Moreno aseguró que los casos afectados por Apra leven tienen una dificultad añadida por encontrarse la asegura en situación de quiebra.

Por su parte, Juan Antonio Florido, portavoz de Fiteqa, declaró a Público que la negativa a recibirlos "agrava la tensión social". "Será cuando haya un conflicto gordo, porque hay gente muy desesperada, cuando la Junta actuará, pero lo hará tarde y mal". Sentenció Florido.

A la convocatoria también acudieron prejubilados asegurados por Atlanti Seguros que comenzaron a recibir el pago de sus pólizas a comienzos de esta semana y se solidarizaron con el resto de trabajadores.