Jueves, 26 de Mayo de 2011

El supuesto agresor siguió a su esposa, que quería separarse, y a la víctima

EFE ·26/05/2011 - 13:47h

EFE - Un vehículo de la Guardia Civil en un suceso. EFE/Archivo

El supuesto asesino del hombre de 56 años que ayer murió apuñalado en un área de servicio de la N-432 en Luque (Córdoba) siguió hasta el lugar del crimen a su mujer, quien acompañaba a la víctima y había decidido poner fin a su matrimonio.

Según han informado a Efe fuentes del Ayuntamiento de Alcaudete (Jaén), de donde son vecinos todos los implicados en el suceso, la mujer aún estaba casada con el supuesto asesino, al parecer mantenía una relación fuera del matrimonio y había decidido poner fin a la relación con su esposo.

Las mismas fuentes han detallado que el autor del crimen llevaba varios días siguiendo a su mujer, hasta que ayer decidió acercarse al lugar donde se encontraba con su supuesto amante para acabar con la vida de este.

Fuentes próximas a la investigación han indicado a Efe que la mujer no resultó herida en el suceso y que no se facilitarán datos sobre su paradero para salvaguardar su seguridad.

El crimen tuvo lugar anoche a la altura del kilómetro 350 de la N-432 Badajoz-Granada en un área de descanso de esta vía.

La Guardia Civil recibió aviso del suceso a las 23:30 horas y se dirigió al lugar, donde certificó el apuñalamiento de la víctima.

Los agentes centran las labores de búsqueda del supuesto asesino en esta zona del sureste de la provincia cordobesa y limítrofe con Jaén.

El cadáver ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Córdoba para practicarle la autopsia.