Jueves, 26 de Mayo de 2011

El Diccionario Biográfico sitúa a España en el lugar que merece su Historia

EFE ·26/05/2011 - 14:27h

EFE - El rey Juan Carlos observa uno de los 25 primeros volúmenes del total de 50 que tendrá el gran Diccionario Biográfico Español, elaborado por la Real Academia de la Historia, durante el acto de prensentación que tuvo lugar hoy en la sede de la Real Academia de la Historia.

La Real Academia de la Historia ha entregado hoy a los reyes los primeros 25 tomos del total de 50 que tendrá el Diccionario Biográfico Español, una obra que con sus más de 40.000 biografías de personajes relevantes de todas las épocas sitúa a España "en el lugar que le corresponde por su Historia".

Con esas palabras resumía Gonzalo Anes, director de la Academia de la Historia, la importancia del diccionario que, según el historiador británico John Elliot, "es un logro de primera magnitud" y que, según el hispanista estadounidense Stanley Payne, "es una de las dos obras máximas de esta clase en el mundo, igualada solamente por el diccionario británico de Oxford".

En la elaboración del diccionario, que contiene biografías desde el siglo III antes de Cristo hasta nuestros días y que incluye la etapa de la América virreinal, han colaborado 5.500 expertos, entre ellos historiadores "de todos los países iberoamericanos, e hispanistas de todo el mundo", afirmó Anes.

Hoy era un día grande en la Academia de la Historia que, después de diez años de elaboración del diccionario y dos de edición, pone a la venta a partir de ahora, y por suscripción, la mitad de esta gran obra con el compromiso de entregar los 25 volúmenes restantes en el plazo de un año. El precio total es de 3.500 euros (4.965 dólares) y hay que pagarlo al recibir la primera mitad.

Los reyes celebraron hace dos años "la culminación de los intensos trabajos de esta magna obra", y hoy acudieron de nuevo a la Academia para expresar, según dijo don Juan Carlos, "la emoción" que siente al verla terminada y "poder hojear los veinticinco primeros tomos".

"El Diccionario muestra cómo nuestro país ha contribuido a la configuración de Europa, de Iberoamérica, del Mediterráneo y del mundo. Recoge también el papel de tantos otros Estados y pueblos, que enriquecieron nuestro recorrido con su propio acervo", afirmó el rey, que presidió el solemne acto acompañado por la reina y por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

El diccionario se colgará en la red en una fecha que decidirá la junta de gobierno de la Academia. Probablemente, habrá que esperar a que se venda la primera edición, de mil ejemplares, señaló Anes, quien confía en lograr financiación para traducir esta obra al inglés y ponerla directamente a disposición de los internautas.

El opinión del rey, cuando esté en la red, "supondrá poner el diccionario a disposición de millones de personas, empezando por los hispanohablantes. Se trata, además, de una magnífica vía para acercar nuestros jóvenes a sus propias raíces".

John Elliot y el francés Joseph Pérez, dos de esos hispanistas que han contribuido al diccionario, intervinieron hoy en la ceremonia, mientras que Stanley Payne, que también ha colaborado, no pudo asistir pero envió sus palabras para que fueran leídas.

Autor de las biografías de Felipe IV y del conde duque de Olivares, Elliot cree que la publicación del diccionario es "un hecho notabilísimo en la historia de España, que por fin dispone de un registro biográfico sistemático y bien documentado de muchas de las figuras que han contribuido a forjar los éxitos del país, tanto en los buenos tiempos como en los malos".

El diccionario "debe ser un motivo de gran orgullo nacional", aseguró Elliot, para quien "España ha saltado ahora al siglo XXI y lo ha hecho con garbo, con la promesa de una edición 'online'" que vendrá tras la de papel.

Para este gran experto en la España imperial, que ha "padecido las consecuencias de la falta" de un diccionario como este, "el principal valor" de esta obra no es que contenga la vida "de los grandes y famosos" sino las de esa "legión de 'personalidades de segundo orden', que por fin han podido salir de la sombra".

Payne cree que la aparición del diccionario representa "un gran éxito, un enorme paso adelante", que "eleva todo el nivel de la historiografía de España", en tanto que para Joseph Pérez esta obra es "de consulta imprescindible para los investigadores y sumamente útil para el púbico ilustrado".

El diccionario "honra a la Real Academia de la Historia y honra a España", aseguró Pérez.

Por Ana Mendoza.