Jueves, 26 de Mayo de 2011

La UE condiciona sus ayudas para los árabes a que acometan más reformas

EFE ·26/05/2011 - 07:57h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel, hoy durante la declaración que realizó ante el Bundestag, el parlamento germano, previa a la cumbre del Grupo de los Ocho países más desarrollados (G8), en Berlín (Alemania).

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo hoy que las ayudas a los países árabes están condicionadas a que acometan reformas y a la transición democrática.

Barroso señaló que el incremento de los fondos de la Política de Vecindad de la Unión Europea y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) significa "más apoyo para más reformas", en una conferencia de prensa antes del inicio de la cumbre del G8 en la localidad costera de Deauville (Normandía).

Se trata de "apoyar la libertad y la democracia" y por eso la contribución estará "condicionada" a las reformas democráticas, apuntó.

Preguntado sobre si el nuevo dispositivo es un reconocimiento de culpa por haber colaborado con los regímenes dictatoriales del mundo árabe, el presidente del Ejecutivo comunitario rechazó ese argumento y replicó que "incluso durante el periodo de la dictadura, mantuvimos contactos con la sociedad civil".

Añadió que lo que la UE ha adoptado ahora es "un compromiso preferente" con los países en transición, pero que tampoco se quiere castigar a las poblaciones que viven bajo regímenes dictatoriales, y por eso se ha dado apoyo a organizaciones no gubernamentales en países como Zimbabue.

Barroso recordó que la Unión Europea ha incrementado en 1.200 millones de euros la dotación para donaciones en su Política de Vecindario hasta 2013, con un monto global de 7.000 millones de euros.

Aunque puntualizó que "no podemos dar una cifra definitiva" sobre qué parte de ese dinero irá al mundo árabe y cuánto a los países al este de Europa, recordó que, en el pasado, los vecinos del sur de la UE se han venido llevando dos tercios del total.

También aludió al alza de la dotación del BEI, que hasta 2013 dispondrá de 6.000 millones de euros, lo que significa 1.000 millones suplementarios respecto a lo que se había contemplado anteriormente.

"La UE es el mayor contribuyente para nuestro vecindario", reiteró Barroso.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, indicó por su parte que en la cumbre del G8 la conocida como "primavera árabe" es uno de los temas estrella de las discusiones y que "el objetivo es responder a las aspiraciones democráticas" de los pueblos.

"Tenemos que escuchar a esa gente y apoyarles", sentenció.

De acuerdo con la agenda establecida por la presidencia francesa para la cumbre, las revoluciones del mundo árabe se abordarán durante la cena de hoy.

Además, mañana por la mañana se ha invitado a los primeros ministros de Túnez y Egipto, así como al secretario general de la Liga Árabe, y al término de ese encuentro el G8 publicará una declaración.