Jueves, 26 de Mayo de 2011

Cae una red que robaba maquinaria pesada por encargo desde Pakistán

EFE ·26/05/2011 - 12:07h

EFE - Un coche de los Mossos d'Esquadra en un suceso. EFE/Archivo

Los Mossos d'Esquadra han detenido a doce personas en una operación que ha permitido desarticular una red que se dedicaba a robar por encargo maquinaria pesada en obras en carreteras, especialmente en Cataluña, para venderlas en Pakistán tras desmontarlas y transportarlas por vía marítima.

Según ha informado hoy en rueda de prensa el inspector de la policía catalana Jordi Ollé, los detenidos están acusados de robar desde 2006 al menos doce retroexcavadoras, motoniveladoras, cargadoras y otras grandes máquinas de obras en carreteras, con un valor de entre 200.000 y 300.000 euros y que vendían por encargo en Pakistán a cambio de 40.000 o 50.000 euros.

Los Mossos mantienen la investigación abierta porque aún falta por detener al contacto de la red en Pakistán -por lo que han puesto el caso en conocimiento de Interpol- y porque tratan de determinar si el resto de maquinaria que el grupo envió a ese país -una veintena más de las que constan ya como robadas- también fueron sustraídas.

El grupo, integrado en su mayoría por pakistaníes, recibía el encargo concreto desde Pakistán de qué máquina querían y entonces la buscaba rastreando, primero por Internet y luego sobre el terreno, las obras que se hacían en carreteras, especialmente en Cataluña.

Cuando daban con su objetivo, se acercaban de noche, hacían el puente en el motor de la máquina y la conducían por carreteras secundarias a unas naves que habían alquilado previamente, donde las desmontaban.

Con la máquina desmontada, se ponían en contacto con un agente de aduanas -que desconocía la actividad delictiva del grupo-, para que preparara todo el proceso para que las máquinas fueran trasladadas en contenedores vía marítima a Pakistán, aprovechándose de que los controles en el Puerto de Barcelona son más intensos en el material que llega que en el que parte.

Los Mossos empezaron a investigar al grupo el pasado año, al registrarse un aumento de las denuncias por robos de este tipo de maquinarias, que causan un gran perjuicio, ya que además del daño económico para la empresa las obras quedan paralizadas unos días hasta que no se puede reponer la máquina robada.

Desde principios de año, cuando los Mossos han hecho un seguimiento estricto a la red, la organización ahora desarticulada ha robado dos grandes máquinas, que han sido recuperadas.

En uno de los casos, aprovecharon que se disputaba el partido de ida de las semifinales de la Champions entre el Real Madrid y el FC Barcelona para conducir una enorme máquina robada por carreteras secundarias durante unos 130 kilómetros -entre Reus (Tarragona) y la nave alquilada en Palau d'Anglesola (Lleida)-, sin apenas ser vistos por nadie.

Los Mossos han podido recuperar por ahora cuatro grandes máquinas robadas y han podido acreditar que el grupo robó y envió a Pakistán ocho unidades, aunque esta cifra podría crecer hasta la treintena si fructifican las investigaciones abiertas por otros posibles robos en Cataluña y también en Aragón y Comunidad Valenciana.

El inspector de los Mossos ha explicado que la red estaba perfectamente estructurada y que además de robar maquinaria pesada también se dedicaban al negocio de la compraventa de vehículos de segundo mano, de desguace de piezas y de chatarra.

En cambio, ha descartado que esta organización, que acostumbraba a hacer un envío marítimo a Pakistán cada dos meses, se dedicara al robo de maquinaria agrícola.

De los doce detenidos, entre los que hay siete pakistaníes, dos españoles, dos marroquíes y un indio, los cuatro cabecillas de la red ya han ingresado en prisión por orden judicial.