Jueves, 26 de Mayo de 2011

Fin de semana de boda y esquileo

Las tradiciones de la vida rural se reavivan este domingo en la localidad gerundense de Ripoll, en una fiesta declarada de de interés turístico nacional.

·26/05/2011 - 08:20h

Durante la jornada festiva se podrán ver pastores trasquilando el rebaño con tijeras.

Este fin de semana la fiesta está en la capital de la comarca del Ripollés, en Girona, que se viste de gala para recrear las tradiciones de la vida rural en la Fiesta Nacional de la Lana y Boda Campestre. Los actos más populares de la vida de los pastores y un enlace matrimonial tradicional del siglo XVIII son los actos principales de este evento que celebra su 45 edición y cuyo origen se debe a un grupo de folcloristas interesados en la recopilación de objetos, canciones y costumbres del mundo rural.

Declarada de interés turístico nacional en 1967, en la fiesta de la lana habrá representación de los oficios vinculados con este material. Se podrán ver pastores trasquilando el rebaño con tijeras; colchoneros picando la lana para limpiarla y hacerla más esponjosa; afiladoras cardándola la lana y aprovechando para hacer hilo... También habrá una exhibición de la esquilada con tijera, la manera más tradicional de trasquilar las ovejas y el Open de Cataluña de este oficio.

La fiesta de la boda campestre recoge las costumbres de la población de alto poder adquisitivo del siglo XVIII en el momento de la celebración del enlace entre el heredero y la pubilla -la hija mayor, que en Cataluña, estaba destinada a recibir una herencia- de dos casas de campesinos. Y además para recrearlo, los novios protagonistas se casan de verdad, una boda a la que están invitados todos los vecinos de Ripoll.

El vestuario de la boda campestre se confecciona especialmente para esta fiesta

El momento cumbre llegará cuando los novios, junto con la comitiva, se dirijan al Monasterio de Santa Maria de Ripoll donde se celebra el enlace. Este monasterio es uno de los monumentos románicos más importante y emblemático de Cataluña y de Tierra de Condes y Abades -al que también pertecenen los municipios de Sant Joan de les Abadesses, Gombrèn y Campdevànol. En el interior, como ofrenda a los novios, se bailará el baile del Espunyolet por parte de un grupo de bailarines tradicionales de la comarca del Ripollés.

El vestuario de la boda campestre se confecciona especialmente para esta fiesta a cargo de una persona experta en vestuario tradicional catalán. Y sus colores y hechuras están basados en documentos del siglo XIX.

Coincidiendo con la fiesta, Ripoll también celebra la 7ª Feria de Productos Agroalimentarios-Mercado Vivo, donde además de dar a conocer la gran variedad de productos agroalimentarios de la localidad y la comarca, todos los asistentes podrán degustar su gastronomía con un almuerzo de pastor.

Más información

Ayuntamiento de Ripoll