Jueves, 26 de Mayo de 2011

Los activos del Estado libio, depositados en grandes bancos, según Global Witness

EFE ·26/05/2011 - 09:10h

EFE - Un rebelde libio camina entre vehículos calcinados en los combates contra las fuerzas leales al líder libio Muamar el Gadafi, ayer miércoles 25 de mayo.

Algunos de los mayores bancos del mundo tienen importantes activos del Estado libio, según un informe filtrado a la organización Global Witness.

Entre ellos figuran los británicos HSBC y Royal Bank of Scotland, los estadounidenses Goldman Sachs y JP Morgan Chase, el japonés Nomura y el francés Société Générale.

Las Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) han ordenado la congelación de esos activos como parte de las medidas contra el régimen del coronel libio Muamar al Gadafi, pero los bancos no han querido dar detalles sobre esos fondos, informó hoy la BBC.

"Es totalmente absurdo que HSBC y Goldman Sachs puedan esgrimir la confidencialidad del cliente en un caso como éste. Se trata de cuentas del Estado, por lo que el cliente es el pueblo libio y esos bancos le están hurtando información vital", dijo el director del grupo Global Witness, Charmain Gooch.

El documento filtrado, con fecha de junio de 2010, indica que el HSBC tenía un total de 292,7 millones de dólares en diez cuentas distintas y una cantidad similar invertida en un fondo de alto riesgo.

A su vez, Goldman Sachs tenía 43 millones de dólares repartidos en tres cuentas, cerca de 4.000 millones de dólares estaban invertidos como fondo de inversión y productos estructurados.

Société Générale tenía por sí sola 1.000 millón de fondos del Estado libio mientras que Nomura y el Bank of New York tenían cada uno 500 millones.

Según ese documento, la parte del león -19.000 millones de dólares en total- estaba depositada en cuentas de bancos libios y de Oriente Medio.

La Autoridad de Inversiones Libia ha invertido también miles de millones de dólares en multinacionales como General Electric, BP, Vivendi o Deutsche Telekom, además de tener participaciones en el grupo periodístico Pearson, el banco italiano Unicredit, el grupo industrial Finmeccanica, también de Italia, y el canadiense Verenex, del sector petrolero.

Fundada en 2006, la Libyan Investment Authority (LIA) tiene unos 70.000 millones de dólares de activos y es el decimotercer fondo soberano del mundo por importancia, según el Sovereign Wealth Fund Institute.

Este mes, la UE amplió sus sanciones económicas también a la LIA y al Banco Central de ese país tras haber congelado los activos del coronel Gadafi y de miembros de su familia.