Jueves, 26 de Mayo de 2011

Dura represión policial a los manifestantes en Georgia

Un policía y un activista opositor han muerto y otras 37 personas han resultado heridas

PÚBLICO.ES/ EFE ·26/05/2011 - 07:03h

Varias personas detenidas en Tiflis tras la represión de la policía. REUTERS

La dura represión policial a manifestantes en Georgia ha terminado de nuevo en tragedia. Un policía y un activista opositor han muerto. Otras 37 personas han resultado heridas, según las autoridades georgianas. También hay decenas de opositores georgianos tras la represión de la policía antidisturbios de una protesta de la oposición frente a la sede del Parlamento en Tiflis

Los fallecidos han sido identificados como Nodar Tsjadadze, un expolicía que se encontraba entre los opositores, y Vladímir Matsurashvili, miembro de las fuerzas antidisturbios.

Ambos fueron atropellados supuestamente por la comitiva de vehículos de la líder del opositor Consejo Popular que convocó las protestas, Nino Burdzhanadze, quien salió deprisa, mientras la policía cargaba contra los manifestantes, según informan medios locales.

Carga brutal

La policía decidió intervenir después de que los cerca de 3.000 opositores que se habían concentrado en la avenida Rustaveli, la principal arteria de Tiflis, se negaran a dispersarse. Cargaron contra los manifestantes con porras, balas de goma, gases lacrimógenos y mangueras de agua desde blindados y camiones cisterna.

"Ahora se abre una nueva etapa en nuestra lucha"

Decenas de manifestantes resultaron heridos tras la acción de la Policía."Esto es un crimen, denuncia Ninó Burdzhanadze, dirigente del opositor Consejo Popular (CP), organización que convocó las protestas. "Ahora se abre una nueva etapa en nuestra lucha. Continuaremos nuestra oposición al régimen georgiano", la también expresidenta del Parlamento y antigua aliada del presidente, Mijaíl Saakashvili. "Nos defenderemos a puñetazos".

Piden la dimisión de Saakashvili

La oposición georgiana se manifestó el miércoles por quinto día consecutivo para pedir la dimisión irrevocable de Saakashvili, al que acusan de autoritarismo y que es el principal aliado de Estados Unidos en el Cáucaso.

El pasado sábado, la policía georgiana ya cargó contra varios miles de opositores que demandaban la dimisión de Saakashvili en la capital y también en la ciudad de Batumi, protestas que desembocaron en la detención de unos 300 manifestantes.

Los partidos opositores acusan a Saakashvili de ser reelegido mediante fraude y le responsabilizan de la derrota en la guerra contra Rusia por el control de la separatista Osetia del Sur, que habría impedido el ingreso de Georgia en la OTAN. Por su parte, el jefe del comité de Exteriores del Parlamento de Georgia, Akaki Minashvili, denunció esta semana que Rusia está detrás de las protestas opositoras

Georgia no ha recuperado del todo la estabilidad desde las multitudinarias protestas opositoras de noviembre de 2007, que obligaron a Saakashvili a decretar el estado de excepción.