Jueves, 26 de Mayo de 2011

La jueza encarcela al empresario detenido junto a dos altos cargos de la Xunta

Unas escuchas a una trama de narcotraficantes destaparon el fraude de las ayudas a empresas

MARIOLA MORENO ·26/05/2011 - 01:00h

Jorge Dorribo. EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, Estela San José, decretó anoche prisión para el empresario lucense Jorge Dorribo, detenido el martes en el marco de la operación Campeón, que investiga un fraude en subvenciones a empresas por parte de la Xunta de Galicia con fondos de la UE.

Las intervenciones telefónicas a una supuesta trama de tráfico de drogas pusieron sobre la pista de otra trama, esta vez de subvenciones oficiales fraudulentas que culminó anteayer con la detención de Joaquín Varela de Limia, director del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), y Carlos Silva, uno de los subdirectores del ente público. Ambos declararán hoy ante la jueza. En uno de los pinchazos, uno de los detenidos, el empresario Jorge Dorribo, planteaba a su interlocutor la posibilidad de solicitar ayudas irregulares al instituto gallego.

No es la primera vez que unas pesquisas sobre narcotráfico derivan en una trama de corrupción. Hace dos meses, el seguimiento a un empresario condujo a un entramado de adjudicaciones irregulares en la Costa da Morte, con tres alcaldes presuntamente implicados.

El martes pasado, la titular del Juzgado número 3 de Lugo, Estela San José, ordenó la detención de 15 personas en el marco de la operación Campeón. Los imputados suman cargos por falsedad documental, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y fraude fiscal. La Agencia Tributaria atribuye a los responsables del Igape el supuesto asesoramiento a los directivos de los laboratorios farmacéuticos Nupel, con sede en Lugo, con el fin de montar una trama para la obtención de subvenciones destinadas al fomento de nuevas inversiones en empresas por un importe que aún no ha sido concretado pero que algunas fuentes cifran en cuatro millones de euros.

La jueza investiga si los laboratorios tenían un entramado de empresas que solicitaban subvenciones para proyectos inexistentes. Los investigadores personados en la sede del Igape reclamaron el martes los expedientes de veinte firmas, pero sólo obtuvieron documentación de tres, según confirmó la Consellería de Economía. Nupel recibió en marzo una subvención de 992.942 euros.