Jueves, 26 de Mayo de 2011

El campamento de Sol trata de pactar un programa mínimo

Los acampados se dividen sobre qué hacer con el asentamiento a partir del domingo

ANA REQUENA ·26/05/2011 - 01:00h

Varias personas asisten a una asmablea en Sol. REUTERS

El movimiento 15-M trata de reorganizarse para no perder fuerza. De momento, la acampada ha acordado tres puntos básicos sobre los que pedirán a los cientos de asambleas de barrios y pueblos que debatan el próximo sábado.

Estos puntos son: el descontento con el sistema democrático actual, con la corrupción, y la necesidad de mayor control sobre los poderes económicos y financieros.

Además, el campamento intenta consensuar un documento de mínimos, esto es, cuatro o cinco propuestas concretas sobre las que todo el mundo esté de acuerdo, y que sirvan a su vez para unificar las peticiones de las asambleas repartidas por el país.

"Necesitamos tiempo, hay una presión brutal sobre nosotros y hay que entender que no nos movemos con un ritmo normal de trabajo. Pedimos paciencia", dijó ayer Juan Cobo, uno de los portavoces del 15-M. El campamento se divide entre los que piensan que debe desmantelarse a partir del domingo y los que apuestan porque permanezca.

Por otro lado, tanto la acampada como la plataforma Democracia Real se han desvinculado de una iniciativa que propone sacar dinero de los bancos de forma sincronizada el próximo 30 de mayo.

Noticias Relacionadas