Jueves, 26 de Mayo de 2011

Uno de cada cinco edificios de Lorca sigue inhabitable

Quince días después del seísmo, el 18% de los inmuebles sigue estando vetado para los vecinos. El Congreso convalida hoy el decreto de ayudas

D. AYLLÓN / M. A. CRIADO ·26/05/2011 - 08:30h

Uno de cada cinco edificios de Lorca continúa con marcas amarillas o rojas que los identifica como inhabitables. mónica patxotUno de cada cinco edificios de Lorca continúa con marcas amarillas o rojas que los identifica como inhabitables. mónica patxot

Quince días después del terremoto de Lorca, los portales del 18% de los edificios de la localidad murciana, unos 1.300, siguen marcados con círculos amarillos o rojos, que impiden a sus dueños permanecer o acceder a sus casas. Superado el shock inicial y la fase de emergencia, los afectados miran ahora con preocupación sus bolsillos. El pago de hipotecas y alquileres, el cierre de negocios, los despidos de las empresas para hacer frente a las pérdidas y los costes de reconstrucción son sus preocupaciones principales.

Para mitigar el impacto económico, el Congreso de los Diputados convalidará hoy el real decreto de ayudas, cuya aplicación coordinará una comisión mixta de la que forman parte las administraciones local, autonómica y nacional. El Gobierno aprobó la iniciativa dos días después del seísmo.

Por su parte, hace cuatro días que el Gobierno murciano empezó a recoger las peticiones de ayuda de los vecinos, "para que la entrega del dinero se pueda hacer cuanto antes", explican fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio de Murcia. En concreto, para rehabilitación y reconstrucciónhan recibido 3.200 solicitudes, pero esperan alcanzar las 50.000 en las próximas semanas. Las peticiones de ayuda para el alquiler se empezaron a presentar ayer mismo.

Mientras tanto, los derribos de edificios continúan. Ayer por la mañana, el Ayuntamiento anunció siete nuevas demoliciones para las siguientes horas, que se suman a las tres yapracticadas antes y al único desplome que dejó el segundo terremoto de los dos que sacudieron Lorca el día 11.

El terremoto también golpeó con dureza al comercio. El presidente de la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Lorca, Pedro Cazorla, indica que apenas el 70% de los locales comerciales de Lorca siguen hoy sin poder abrir sus puertas. De hecho, algunos dueños han optado por echar el cierre y hacer las maletas.

Murcia espera 50.000 peticiones de ayuda para la reconstrucción

Es el caso de Xue Gen y su mujer, Su Fen, que se irán a Madrid apenas consigan vender todo el género que les queda en la tienda. Este matrimonio chino, que tiene su comercio en la calle San Agustín, ha puesto todo el género en liquidación. Las chucherías, bebidas y comida están al 50% de su precio. "Tenemos mucho miedo por el terremoto", explica Gen. Llevaban dos años en Lorca y ahora les esperan unos familiares en Madrid para abrir una nueva tienda.

La Viña, el más afectado

Barrios de Lorca como el de La Viña, el más afectado por el terremoto, con un 80% de sus edificios marcados con señales amarillas o rojas de inhabitabilidad, serán los que más sufrirán la despoblación.

Un plan regional de empleo dará trabajo a 200 parados de la localidad

En esta zona es donde más ha trabajado la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ayer retiró los 200 soldados que trabajaban en el de-sescombro y apuntalamiento de edificios. No obstante, el Ministerio de Defensa mantiene a 30 militares en el campamento de damnificados La Torre-cilla. El campamento, donde viven entre 1.400 y 1.600 personas, está ocupado sobre todo por inmigrantes de Marruecos y Ecuador. Según sus consulados, muchos ya han pedido información sobre las ayudas para el retorno voluntario a sus países de origen tras haberlo perdido todo.

Por otro lado, a pesar del shock económico que sufrió el municipio, hay sectores que han salido reforzados, como el empleo en la construcción o el alquiler de viviendas, a las que las inmobiliarias y los bancos no lograban dar salida.

El Gobierno de Murcia presentó el viernes pasado un plan para dar empleo a 200 parados del municipio en labores ligadas a la reconstrucción.La falta de mano de obra se ha convertido en un polo de atracción de trabajadores de toda la provincia murciana.

Los vecinos han creado plataformas para defender sus derechos

En el barrio La Viña, la principal preocupación de sus vecinos es cómo compatibilizar el pago de las hipotecas con el nuevo gasto que tendrán que asumir: alquilar otro piso. Para la mayoría es insostenible, y más aún tras el alza de precios que se ha producido después del terremoto, ya que se ha reducido el parque de viviendas disponibles y ha aumentado la demanda de alquileres. Y es que, en cualquier actividad, los precios siempre suben cuando hay menos oferta y más demanda. En este sentido, el concejal de urbanismo del municipio, Francisco García, señaló que en menos de una semana los precios del alquiler "llegaron a duplicarse", al tiempo que criticó que haya individuos que pretendan sacar tajada de la situación.

Para las inmobiliarias, el terremoto supuso un empujón para dar salida al stock de viviendas que tenían estancado por la crisis. Las principales empresas en la zona han ofrecido al Ayuntamiento 350 viviendas. Además, los bancos y cajas tienen cerca de mil casas vacías disponibles.

El negocio tras la tragedia

Un ejemplo es la urbanización Torre del Obispo, a las afueras de Lorca. A pesar de no tener equipadas las cocinas y algunos baños, la inmobiliaria Llave Azul, dueña de 77 viviendas en la urbanización, se apresuró, apenas dos días después del seísmo, a dar de alta el servicio de agua y luz. Ayer, una portavoz hacía balance de estas dos semanas: "Hemos alquilado el 85%, y, a este ritmo, la próxima semana las habremos alquilado todas". Además de chalets con 350 metros cuadrados de jardín por 450 euros al mes, la empresa ofrece cuatro bloques de apartamentos de dos y tres dormitorios (400 y 500 euros, respectivamente) levantados en una planicie durante el boom inmobiliario.

Por último, si el seísmo dejó algo positivo, fue el resurgimiento del movimiento vecinal a través de agrupaciones como la Plataforma de Damnificados por los Terremotos 11 de Mayo, con la que quieren defender sus derechos.

Las ayudas para los damnificados

106.000 euros para reconstruir

Entre las ayudas que el Congreso de los Diputados aprobará hoy destacan los 106.000 euros que los damnificados podrán recibir como máximo para rehabilitar y reconstruir sus viviendas.

6.671 euros para el alquiler

Mientras sus domicilios continúen catalogados por los técnicos como "inhabitables", las familias percibirán una bolsa económica máxima de 6.671 euros anuales para alquilar otra vivienda. Los precios de los domicilios sanos han llegado a duplicarse tras el seísmo. Además, se concederán hasta 2.580 euros para reposición de enseres.

18.000 euros por fallecimiento

El terremoto dejó además nueve víctimas mortales. Cada una de las familias recibirá una "ayuda excepcional por daños personales" de 18.000 euros, sin que se tenga como requisito la dependencia económica. Idéntica cantidad se concederá en el supuesto de incapacidad absoluta y permanente, siendo el beneficiario la víctima. 

Noticias Relacionadas