Jueves, 26 de Mayo de 2011

Compromís e IU renuncian a coches oficiales y escoltas en Valencia

"Se puede ir caminando, en bici, en autobús o en taxi", explica el edil Joan Ribó

LUCAS MARCO ·26/05/2011 - 01:00h

Joan Ribó.

Sin coche oficial ni escolta: en bicicleta. Así acudirá el concejal de Compromís, Joan Ribó, al Ayuntamiento de Valencia. Aunque no formara parte del programa electoral, los tres electos de la coalición ecologista de izquierdas renunciarán a los tres coches oficiales que les corresponde por el cargo institucional. "Se puede ir caminando, en bici, en autobús o en taxi, si tienes mucha prisa", comentaba ayer Joan Ribó. "Tener un coche todo el día no se corresponde con la situación de la ciudad y del país, teniendo en cuenta, además, que estamos ante el segundo ayuntamiento más endeudado del Estado", sostiene el dirigente de Compromís. "En un momento en el que hasta en el País Vasco se están retirando los escoltas, no tiene sentido mantenerlos en Valencia", agregó el edil electo, para quien si no se elimina este servicio, estas personas podrían acabar convirtiéndose en "los viejos asistentes de los oficiales del Ejército de Franco".

En la misma línea se pronunció Amadeu Sanchis, cabeza de cartel de Esquerra Unida del País Valencià para el Ayuntamiento de Valencia. Sanchis recuerda que "EU siempre ha renunciado al coche oficial, al chófer y a los privilegios porque la ciudadanía lo demanda" aunque precisa que "las medidas de seguridad las tiene que marcar el Ayuntamiento y la delegación del Gobierno". "Para nosotros el ejemplo es el alcalde de Londres que va en metro con la escolta", explica el concejal. En el caso de EUPV las arcas municipales se ahorrarán dos coches oficiales con sus respectivos escoltas.

A cada concejal del Ayuntamiento de Valencia le corresponde actualmente un coche oficial y un escolta un agente de la Policía Municipal,según la medida aprobada en el año 2000. Aunque en la práctica el agente que hace labores de escolta suele hacer al mismo tiempo de conductor del concejal.

Este diario intentó conocer ayer el presupuesto anual dedicado a la flota de coches oficiales del Ayuntamiento de Valencia, a través de sus servicios de prensa, pero no obtuvo respuesta alguna. En 2008, última referencia conocida, el consistorio que preside la conservadora Rita Barberá dedicó 390.000 euros de su presupuesto para la adquisición y alquiler de estos coches oficiales.

"Es un gesto de ahorro y un acto de proximidad a la gente", explicó Joan Ribó. "Estos gastos podrían destinarse a muchas necesidades que tiene esta ciudad, como por ejemplo la policía de proximidad", añadió.