Jueves, 26 de Mayo de 2011

La UE invertirá en el Norte de África para apoyar los cambios

Bruselas destinará casi 7.000 millones a fomentar la democratización y liberalizar los mercados nacionales

DANIEL BASTEIRO ·26/05/2011 - 00:00h

AFP - La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, el domingo en Bengasi, Libia. -

La Unión Europea se propuso ayer superar su gran asignatura pendiente con los países del norte de África. Si durante meses fue reticente a pedir la marcha de dictadores cercados por sus pueblos, ayer la jefa de la diplomacia europea anunció un giro político para arropar a la ola de revoluciones democráticas y, ya de paso, liberalizar los mercados de los países de la región.

Catherine Ashton anunció la inversión hasta 2013 de casi 7.000 millones de euros en los países del norte de África para ayudarles a construir instituciones democráticas y desarrollar su economía. "Tenemos mucho que ofrecer y nos beneficiaremos mucho de sociedades y economías florecientes", aseguró.

La UE quiere borrar la mala imagen que le dio su apoyo a los tiranos árabes

Sin embargo, la UE ya tenía previsto invertir 5.700 millones en el mismo periodo, por lo que "los recursos adicionales son 1.240 millones", según reconoce el documento de la Comisión. Ashton también anunció que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) prestará mil milllones adicionales (6.000 millones en total)mientras que el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) prevé comprometer 2.500 al año en los próximos tres ejercicios.

Según Ashton, "la inversión va a la gente que lucha por la democracia, la libertad y una mejor vida", pero también es "una inversión para los europeos" en un continente vecino. El documento hecho público ayer deberá ser aprobado por el Parlamento Europeo y los 27 gobiernos y llega tras las exigencias de algunas capitales de un Plan Marshall para la región. La estrategia no incluye una de las principales reivindicaciones de España y Francia, que pedían más implicación de la Unión por el Mediterráneo, una institución en coma político desde su fundación, hace ya casi tres años.

Pese a que públicamente las autoridades defienden su gestión, para muchos observadores la UE reacciona demasiado tarde. Para algunos funcionarios comunitarios, ni eso.

Para muchos observadores, Bruselas reacciona demasiado tarde

"Una señal equivocada"

"En varios países hay una gran preocupación por la imagen que estamos dando", aseguró una fuente del Consejo, la institución de los gobiernos. Según él, propuestas como el endurecimiento de las normas del espacio Schengen "envían una señal equivocada" a los demócratas que durante décadas se sintieron desamparados bajo los regímenes de Ben Alí, Hosni Mubarak o Muamar Gadafi. En los últimos meses la UE ha repatriado a cientos de inmigrantes ilegales y, según algunos testigos, la OTAN ha hecho caso omiso de peticiones de auxilio en alta mar. Según esa fuente, la UE debería preguntarse sobre su "responsabilidad si surge un régimen islamista y antieuropeo pero perfectamente democrático en alguno de estos países".

Ashton confió ayer en que la lluvia de millones y préstamos reconcilie a los países del norte de África con la UE. La estrategia presentada ayer comprende a Argelia, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez, pero forma parte de una revisión de la Política de Vecindad de la que también participan países de Oriente Próximo.