Jueves, 26 de Mayo de 2011

Una 'Selectividad' para las centrales

Las pruebas de resistencia a las atómicas europeas suscitan más de una pregunta a debatir

PÚBLICO ·26/05/2011 - 08:00h

AFP - Instalación atómica de Isar (Alemania).

¿Qué son las pruebas de resistencia?

Los denominados test de estrés o pruebas de resistencia son un examen que debe hacerse a las centrales nucleares para determinar su nivel de seguridad conforme a unos parámetros previos. La polémica surge al determinar cuáles deben ser las condiciones a cumplir y las pruebas a las que deben someterse estas plantas. Generalmente se trata de analizar el comportamiento de la central ante sucesos externos a la propia actividad de la central que pudieran provocar accidentes graves. En este caso, se trata de revisar las nucleares tras lo sucedido en Fukushima.

¿Las realizarán todas las centrales de la UE?

Sí. Todas las centrales europeas deberán superar las mismas pruebas. Sin embargo, hay países que han optado por ser incluso más exigentes de lo que demanda la UE. Alemania ya ha sometido sus centrales a sus propios exámenes, diseñados por el organismo regulador, que decidió si incluir pruebas para medir la respuesta ante ataques terroristas. Ninguna de las 17 centrales alemanas logró la máxima nota.

¿Qué pasará con las que suspendan?

Aquellas centrales nucleares que no superen el mínimo establecido en las pruebas tendrán dos opciones: cerrar o adaptarse. Para ello, se abrirá un plazo para realizar las mejoras necesarias en cada caso.

¿Por qué se hacen estos test?

Tras el accidente de la central japonesa de Fukushima, Angela Merkel reclamó que se revisara la seguridad de las instalaciones europeas. Por esta razón, el Consejo Europeo del 23 de marzo aprobó la realización de las pruebas. Por su parte, el Congreso de los Diputados acordó el 12 de abril instar "al Gobierno a que realice los estudios necesarios para garantizar la seguridad de las centrales nucleares".

¿Cómo se ha decidido cuáles serán los test?

La decisión se ha tomado por el Grupo de Reguladores de la Seguridad Nuclear Europea, del que España forma parte a través del Consejo de Seguridad Nuclear. Ha costado llegar a un acuerdo sobre el tipo de pruebas que deberían realizarse porque había dos posturas enfrentadas sobre la posibilidad de medir la preparación frente a ataques terroristas. Por un lado, países como Alemania y Suiza, que defendían imponer las pruebas más duras. Por otro, Francia y Reino Unido, contrarios a evaluar la respuesta ante atentados.

¿Cuál es la fecha límite?

Las instalaciones deben haber comenzado a realizar las pruebas antes del 1 de junio. Posteriormente, tienen la obligación de presentar el 15 de agosto un análisis preliminar para evaluar cómo están respondiendo a los exámenes. El 31 de octubre será el último día para presentar los resultados finales a los reguladores nacionales.

Noticias Relacionadas