Jueves, 26 de Mayo de 2011

La literatura y el fútbol dividen su apoyo en Perú

Cien escritores respaldan a Humala y Fujimori goza del favor del deporte

HERBERT HOLGUÍN V. ·26/05/2011 - 01:00h

 

Jóvenes y mayores, comerciales y no comerciales, limeños y provincianos. Estas suelen ser las etiquetas que los escritores peruanos se colocan y sobre las que polemizan cuando de diferencias literarias se trata. Toda marca ha sido desterrada ahora que el país se debate entre elegir a Ollanta Humala o Keiko Fujimori como presidente.

Cien literatos, entre ellos el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, Santiago Roncagliolo y Fernando Iwasaki, han firmado un documento cuyo título, como un buen libro, resume su propuesta: Contra el regreso del Fujimorismo y a favor de la democracia. Han hecho de tripas corazón, al igual que muchos de sus compatriotas, y han optado por lo que se ha llamado el "voto vigilante", es decir votar por Humala, un militar retirado de izquierda, para que no resulte ganadora Keiko, la hija del dictador Alberto Fujimori, que evoca los abusos que su padre cometió y por los que está preso.

No a la dictadura

Los hombres de letras piden lo que se ha llamado el "voto vigilante"

"El régimen de Alberto Fujimori marcó el periodo más siniestro en la historia de nuestros gobiernos republicanos", recuerda el manifiesto sobre los casi 11 años de corrupción institucionalizada y violación sistemática de derechoshumanos.

Los firmantes recuerdan que Humala juró respetar "la libertad, el rechazo a la criminalidad y a la violencia de Estado, la defensa del orden legal y el respeto a los derechos humanos". "El presente nos ha dejado con esa alternativa que es la vía válida de oposición a la reinstauración de la dictadura", sigue la carta en clave de resignación.

Los 'peloteros'

¿Y qué figuras creen que Keiko Fujimori no indultará a su padre y que el equipo que lleva, el mismo que acompañó a su padre, no volverá a corromper hasta la última célula del Estado? Son los peloteros como se llama popularmente a los futbolistas en Perú. El adjetivo apela a la mediocridad que campea en el deporte más popular del país. Algunos de sus iconos han optado por apoyar mediáticamente a la hija del dictador.

Para fines prácticos, el apoyo de los deportistas tendrá más arraigo popular

"Ella ha afrontado (sic), saca el pecho y nunca ha escondido a su padre, y eso es importante, ella habla de democracia porque somos optimistas". Palabras de José Carranza, ex defensa de uno de los equipos más populares.

Keiko Fujimori convocó a Carranza, a otros futbolistas, surfistas (el surf es un deporte muy popular en clases altas y cada vez más en el resto) y artistas populares a un concierto-mitin el pasado día 20. "Hay que ver lo bueno que hizo su papá, para mí es bueno. Ya no hay terrorismo y en las calles hay más seguridad", explicó por su parte Waldir Sáenz, ídolo de otro equipo de gran arraigo.

Queda por ver cuál de los dos apoyos da mejor resultado, el de los intelectuales o el de los peloteros. Para los fines del márketing político, el de los deportistas va a ser más efectivo en un electorado como el peruano, que se guía mucho por lo emocional al momento de decidir su voto. El domingo 5 de junio se sabrá.