Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Los no alineados piden un Estado palestino y cooperación antiterrorista

EFE ·25/05/2011 - 13:44h

EFE - Un policía fronterizo israelí se enfrenta a un grupo de agricultoras palestinas durante las labores destrucción del sistema de riego de una plantación palestina llevada a cabo por orden del ejército israelí cerca de Hebrón (Cisjordania).

El Movimiento de Países No Alineados (NOAL) instó hoy al resto de las naciones a reconocer el derecho del pueblo palestino a vivir en un Estado independiente y llamó a reforzar la lucha contra el terrorismo, tras la muerte de Osama bin Laden.

Así se pronunció la organización formada por 120 países durante la primera jornada de la conferencia de ministros de Asuntos Exteriores que se celebra en la isla indonesia de Bali para conmemorar el medio siglo de existencia desde su creación.

Su llamamiento, indicaron en una declaración escrita, está en línea con "el consenso internacional, reconociendo al pueblo palestino como una Nación (...) y la consecución de independencia del Estado palestino en base a las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Este como su capital".

En el texto ministerial, el Movimiento de Países No Alineados (NOAL) pide "una solución justa de la cuestión palestina en consonancia con la ley internacional y las resoluciones de Naciones Unidas".

El jefe de la diplomacia egipcia y presidente de turno de la organización, Nabil al Arabi, dijo que "no se puede permitir una ocupación durante 60 años".

Al Arabi añadió en su intervención que "el territorio ocupado (por Israel) debe ser desocupado" y apuntó que ningún Estado debería "basar su seguridad en la inseguridad de otros".

Por su parte, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Alí Akbar Salehí, lamentó que "los palestinos lleven más de seis décadas privados de sus derechos básicos y su tierra".

En tanto, el viceministro de Exteriores y jefe de la delegación de la India, E. Ahamed, indicó que el Gobierno de Nueva Delhi está a favor de "un estado palestino viable y unido".

Además, la mayoría de los ministros subrayaron en sus respectivas intervenciones en el pleno, la necesidad de reforzar la cooperación internacional para combatir el terrorismo, aunque haya muerto el líder de Al Qaeda.

Sobre este asunto, el ministro de Asuntos Exteriores de Afganistán, Zalmai Rassoul, instó al NOAL a no bajar la guardia ante la amenaza del terrorismo internacional, a pesar de la eliminación de Osama bin Laden el 1 pasado de mayo.

"Es quizás, el mayor desafío" al que se enfrentan todas las naciones, sostuvo el ministro.

Aunque en el documento ministerial se hace una breve alusión a "la participación activa (del NOAL) en el proceso de reforma de Naciones Unidas y de sus órganos", en el marco de la conferencia los ministros fueron más tajantes en relación a los cambios que reclaman en el seno del organismo multinacional.

El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, pidió en su discurso de inauguración de la conferencia, una reforma a fondo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que refleje "un mundo en el que los poderes emergentes tienen mucho más para contribuir en la paz y seguridad global".

En la misma línea estuvo el jefe de la diplomacia egipcia, quien puntualizó que el Consejo de Seguridad "continúa sin ser reformado ni ampliado y toma decisiones de modo antidemocrático".

También en el ámbito de la seguridad, Irán solicitó la completa eliminación del armamento nuclear para 2025, tras asegurar que su programa nuclear sólo tiene fines pacíficos.

Al inicio de la conferencia fue anunciado oficialmente el ingreso del pequeño estado insular de Fiyi y la república centroasiática de Azerbaiyán en el NOAL, por lo que pasa a tener 120 miembros.

Está previsto que durante el encuentro que se celebra en un lujoso complejo hotelero de Bali, los ministros examinen el camino recorrido por el NOAL y planteen los asuntos que preocupan.

El ministro indonesio de Asuntos Exteriores, Marty Natalegawa, dijo al respecto que para el NOAL tienen especial relevancia el cambio climático, la crisis financiera y la seguridad alimentaria y energética.

El Movimiento de Países no Alineados se fundó en 1961 entre 25 naciones que decidieron mantenerse neutrales durante la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética.