Jueves, 26 de Mayo de 2011

EEUU dice adiós a su coche marciano

La NASA desiste de recibir las señales del 'rover Spirit', que parece haber sucumbido al invierno de Marte

NUÑO DOMÍNGUEZ ·26/05/2011 - 06:00h

Reconstrucción del 'Spirit' en la superficie de Marte. - NASA-JP

La agencia espacial de EEUU abandonó ayer toda esperanza de recibir noticias desde Marte enviadas por el Spirit, uno de sus vehículos robóticos más duros de pelar. Cuando aterrizó en Marte en 2004, el cochecito de 180 kilos estaba diseñado para durar tres meses. En lugar de esto exploró la superficie del planeta rojo durante seis años y siguió transmitiendo datos hasta después de quedar atascado para siempre el año pasado en un cráter del hemisferio sur del planeta llamado Troya.

La última vez que el centro de seguimiento terrestre tuvo noticias del Spirit fue en marzo de 2010. Tras perder dos de sus seis ruedas y carecer de tracción y energía suficientes para salir de su trampa, el vehículo se preparó para hibernar en lo que la NASA reconoció que sería su invierno más duro. La agencia señaló que el artefacto podría resucitar tras el invierno si el termómetro no bajaba de 55 grados bajo cero, algo perfectamente posible en Marte.

El vehículo habría perecido en el cráter donde quedó atascado en 2010

El polvo se ha acumulando desde entonces en los paneles solares, haciendo más complicada una vuelta a la vida, que, sin embargo, los expertos de la NASA nunca descartaron. Hasta ahora. "Los ingenieros han señalado en los últimos meses que hay una probabilidad muy baja de recuperar la comunicación con el Spirit", señaló ayer la NASA en una nota. En ella también advierte de que las antenas y los recursos que hasta ahora se usaban para intentar oír el "he vuelto" del Spirit deben ahora usarse para organizar el viaje de la nueva generación de vehículos. Estará encarnada por el Curiosity, que será lanzado a final de año y aterrizará en Marte en verano de 2012.

Además, el hermano del Spirit, el Opportunity, sigue operativo. "No creemos que haya posibilidades reales de volver a escuchar al Spirit, pero la Red de Espacio Profundo podría intentar captar su débil señal si las otras misiones lo permiten", dijo Dave Lavery, uno de los responsables de exploración del Sistema Solar en la NASA.

Como un embrión

Un estudio muestra que el planeta rojo se formó 20 veces más rápido que la Tierra

Por otra parte, los fragmentos de Marte que han caído sobre la Tierra en forma de meteoritos acaban de reescribir la historia de este planeta. En un trabajo publicado hoy en Nature, dos investigadores de la Universidad de Chicago (EEUU) proponen que Marte es un "embrión planetario" que se formó en apenas tres o cuatro millones de años. "Los planetas terrestres como el nuestro o Venus tardaron 20 o 25 veces más tiempo en formarse", comenta Ricardo Hueso, astrónomo de la Universidad del País Vasco, que opina que el trabajo es "importante" no sólo para el origen de Marte, sino también del resto de planetas rocosos.

Todo comienza en los albores del Sistema Solar, hace 4.600 millones de años, cuando comienzan a unirse fragmentos de materia sólida formando cuerpos de hasta cien kilómetros de radio. Estos se unen a su vez formando "embriones planetarios", cuerpos con gravedad propia. Esa gravedad les hace unirse o colisionar durante decenas de miles de años hasta que se forman por fin los planetas terrestres tal y como son hoy. Para la Tierra, el último de esos impactos sucedió al menos 50 millones de años después de la formación del Sistema Solar, cuando un gran cuerpo del tamaño de Marte arrancó de la Tierra lo que hoy es la Luna, señala el estudio. Su propuesta es que Marte no habría participado en ese último paso, lo que explica que sea la mitad de grande que la Tierra y diez veces más ligero. "La propuesta explica de forma coherente el porqué del pequeño tamaño de Marte", opina Alberto González-Fairén, investigador del Centro Ames de la NASA.