Miércoles, 25 de Mayo de 2011

Científicos acuden a británicos para medir cenizas volcánicas

Reuters ·25/05/2011 - 18:43h

Geocientíficos del Servicio Geológico Británico (BGS) pidieron el miércoles ayuda al público en la observación de las cenizas volcánicas de la erupción del volcán Grimsvotn en Islandia.

La científica del BGS Aoife O'Mongain dijo que el organismo desarrolló un cuestionario simple en Internet con preguntas como "¿Ha visto cenizas/polvo en el parabrisas de su auto?" y "¿Olió azufre (huevos podridos)?" que deberían ayudar a trazar un mapa del alcance de las cenizas.

"Hay una ventana a corto plazo para la observación de la ceniza para esta erupción así que toda observación es bienvenida, especialmente dentro de las próximas 24 horas", dijo O'Mongain en un comunicado.

Un mapa que muestra los resultados de la investigación está disponible con un enlace en www.bgs.ac.uk.

La nube de cenizas de Grimsvotn alcanzó una altura de 20 kilómetros luego de la erupción del sábado, pero no desencadenó el caos aéreo generado por el volcán Eyjafjallajokull en Islandia el año pasado, que causó un cierre de seis días en el espacio aéreo europeo y costó a las aerolíneas 1.700 millones de dólares.

El BGS dijo que las respuestas de la investigación ayudarían a que sus científicos confirmen los resultados de modelos de dispersión de cenizas en los que se basan las cancelaciones de vuelos.

También se recogen muestras de ceniza a lo largo y ancho del país, que serán analizadas para obtener más información sobre los tipos de ceniza que llegan a Gran Bretaña, dijo.

David Rothery, del Grupo de Dinámicas Volcánicas de la Open University de Gran Bretaña, dijo ser "cautelosamente optimista" de que "la principal fase de producción de cenizas de esta erupción" había terminado.